Aunque me insulten en el debate, los trataré con respeto: AMLO

Andrés Manuel López Obrador confío que el debate entre candidatos presidenciales del domingo no cambiará la ventaja que él tiene en las encuestas.

EL UNIVERSAL | Jueves 19 de Abril del 2018 4:51 pm
Crédito: FOTO INTERNET

Andrés Manuel López Obrador, abanderado a la Presidencia por la coalición Juntos Haremos Historia, confío que el debate entre candidatos presidenciales del domingo no cambiará la ventaja que él tiene en las encuestas, ya que -adelantó- le han recomendado que "no se caliente" y no se enganchará en discusiones, aunque lo insulten. 

En entrevista a medios, tras un mitin en el que personas de la tercera edad le preguntaron por las pensiones, López Obrador fue cuestionado por la prensa: ¿Cree que después del debate varíe las preferencias electorales en encuestas? 

Y de inmediato respondió: "No, porque no me voy a pelear, es amor y paz. Amor y paz. Y es que así me lo están aconsejando mis asesores de los pueblos, me dicen no se vaya a pelear, no se caliente, y no voy a engancharme, aunque me insulten, los voy a tratar con mucho respeto". 

Aseguró a medios que no es porque piensen que está "tirando aceite" pero tiene una ventaja de 20 puntos en las encuestas. 

"No es para presumir pero estamos más de 20 puntos arriba, ofrezco disculpas porque no vayan a pensar que estoy tirando aceite, pero estamos arriba, es normal que nos estén atacando un día sí y el otro día también. Estamos mucho mejor ahora a diferencia de otras elecciones, más de 20 puntos arriba", expresó. 

Dijo que su estrategia para el debate es hacer propuestas para resolver los problemas del país y afirmó que la mafia del poder está dividida y se están peleando el segundo lugar. 

Asimismo, rechazó ensayar en el espacio que un día antes del debate propuso el Instituto Nacional Electoral para los candidatos presidenciales.

TEMAS: debate AMLO Andrés Manuel López Obrador encuestas

también Te puede interesar:

Migración calienta debate republicano

Los ataques más intensos se dieron entre Trump y Bush. El magnate acusó a este último y a Marco Rubio de defender una amnistía a favor de más de 11 millones de indocumentados.



Protegemos su pago con los métodos más seguros: