Cargando



Violan la ley



Viernes 10 de Agosto de 2018 8:25 am

+ -

Productores del campo denunciaron la utilización de avionetas para disolver nubes de lluvia y evitar el granizo


UNA vez más, productores del campo denunciaron la utilización de avionetas para disolver nubes de lluvia y evitar el granizo, una práctica que se utiliza para proteger cultivos de berries (zarzamora y arándano), de manera especial, pero que deja sin agua pluvial a otros agricultores y a ganaderos, además de alterar los ciclos hidrometeorológicos naturales.

El presidente de la asociación de Productores Unidos por Colima (PUC), Arnoldo Vizcaíno Rodríguez, explicó que dos avionetas liberan un gas que disuelve las nubes de lluvia y en lugar de que haya precipitaciones, el agua se gasifica y se disipan las tormentas.

Los integrantes de PUC ya han señalado casos puntuales de esas prácticas, sobre todo en los municipios de Comala y Cuauhtémoc, donde se han detectado avionetas que ingresan desde el territorio de Jalisco. Por cierto, en ese estado se han denunciado casos graves de bombardeo de nubes.

Ante la problemática, el Congreso del Estado aprobó un exhorto a las dependencias gubernamentales del sector ambiental y agrícola, para que sancionen a quienes utilizan técnicas para modificar el régimen natural de las lluvias, granizadas o caída de agua nieve.

Hace 2 años, agroproductores locales denunciaron esta problemática, misma que se solucionó por la emisión de la Ley para la Mitigación y Adaptación ante los Efectos del Cambio Climático.

Dicha legislación prohíbe la dispersión de nubes, sobre todo mediante la utilización de los denominados cañones antigranizo, los cuales liberan yoduro de plata y destruyen las nubes, evitando de esa manera las precipitaciones pluviales.

Si el uso de esas técnicas persiste, quiere decir que unos pocos productores violentan la norma, en detrimento de quienes viven de los cultivos de temporal y de la ganadería esperando las lluvias de cada ciclo para lograr cosechas y pastizales.

Lo correcto es que si ya existe un marco jurídico, el gobierno estatal y las autoridades federales lo apliquen con todo rigor, sancionando a los productores que pagan para que las nubes sean bombardeadas y a los pilotos que realizan esas actividades. Se necesita mano dura.

Editorial



99 Vistas


Temas Relacionados