Cargando



Malas Compañías



MARIO ALBERTO SOLÍS ESPINOZA

Solazándose en la victoria


Miércoles 12 de Septiembre de 2018 8:58 am


A unos días de rendir protesta, los diputados electos de la coalición lopezobradorista (Morena, PT y PES) continúan sumidos en el pasmo y no han dado señales claras de una estrategia que les permita cambiar las formas de hacer política en la entidad.

No obstante que tendrán una mayoría abrumadora en la 59 Legislatura, los 16 representantes populares electos todavía no establecen una agenda de cara a la sociedad, para darle curso a la transformación que prometieron en las urnas y que tan buenos resultados les dio.

La mayoría de los diputados electos obtuvieron la victoria el 1 de julio, en gran medida por la marca que representaron, pero todavía más, por el arrastre electoral que generó la figura de Andrés Manuel López Obrador. Está descartado que la trayectoria política de los ganadores haya influido en los resultados.

Por tal motivo, era fundamental que en las semanas previas al inicio de su gestión, el 1 de octubre, los próximos legisladores tuvieran un acercamiento con los colimenses, con el objetivo de presentarse ante sus electores, pues no obstante la votación mayoritaria a su favor, son escasamente conocidos.

Además, tal diálogo con los colimenses hubiera permitido a los próximos tribunos diseñar una agenda realista, basada en las necesidades colectivas y con amplias posibilidades de representar verdaderamente los anhelos de cambio que generaron un cisma electoral para los partidos tradicionales.

Esas condiciones mínimas para un arranque sólido de la próxima Legislatura no se cumplieron. Los diputados de la coalición lopezobradorista se solazaron en su victoria y perdieron el contacto con la población que los encumbró. Ojalá no sea tiempo perdido.

Ayer mismo, los próximos representantes populares de Morena eligieron a Miguel Ángel Sánchez Verduzco como líder de esa bancada mayoritaria en el Congreso del Estado. Una responsabilidad enorme que recae en un perfil más bien novel en el territorio político.

No se duda de la capacidad del diputado electo por el distrito II. Sin embargo, causa incertidumbre que por representar al grupo parlamentario con el mayor número de diputados, probablemente también se convierta en el presidente de la Comisión de Gobierno Interno, máximo órgano legislativo.

En ese papel, será el principal contrapeso de los otros Poderes, aún en manos del PRI y sus aliados. Su inexperiencia política podría traerle costos que redunden en traspiés para el Poder Legislativo y, sobre todo, que entorpezcan las reformas que el lopezobradorismo planea poner en marcha en todo el país.

Lo deseable es que la cohesión en torno a la figura de López Obrador resulte suficiente para darle gobernabilidad a una coalición legislativa que se antoja inestable e inmadura en términos políticos. La primera decisión, el nombramiento de su coordinador, es muestra de esa falta de claridad, por decir lo menos.

Si en las próximas semanas, los partidos aliados del Morena, PT y el PES, no establecen condiciones mínimas para la colaboración y el ejercicio del poder en la 59ª Legislatura, podrían terminar como el PAN en el periodo que está por concluir, es decir, dividido y reducido a una minoría testimonial, cuando inició con el mayor número de curules y un amplio respaldo popular.


BREVE HISTORIA PARA CAMILA


Hace unos días, la princesa me platicó el recorrido que hizo por el laboratorio de su secundaria. La anécdota me sorprendió por varias cosas, pero una de ellas fue la similitud con un pasaje de mi propia infancia. La moconeta narró que en el laboratorio de su escuela pudo ver fetos de varios animales, exactamente como en el plantel escolar en el que yo estudié hace muchos años, allá en mi natal Zapotlán. Hasta ahí la semejanza era sorprendente, pero luego vinieron las claras diferencias entre mi vastaguita y su padre, pues mientras yo quedé profundamente impresionado con los nonatos que reposaban en frascos llenos de formol, tanto que no comí a gusto durante varios días, la infantina se mostró profundamente ecuánime y hasta se sorprendió con mi blandengue actitud ante lo que ella llamó un recorrido interesante. Los tiempos cambian.