Cargando



El gran legado de la cocina colimense



Marlene MACHUCA RAMOS

Domingo 19 de Junio de 2016 10:46 am

+ -

La maestra María Dolores Márquez ha dedicado gran parte de su vida a la investigación y elaboración de platillos típicos de la cocina colimense


LA cocina colimense, como la mayoría del país, es una mezcla entre lo indígena y lo europeo, sin embargo, es auténtica y prevalece al pasar de los siglos.
La maestra María Dolores Márquez Amezcua es una exponente de esta cocina, actividad en la que se involucró y se apasionó de joven, lo que la llevó a dar clases, cursos, escribir libros y ofrecer talleres. Ahora habla de ese amor por la tradición culinaria.
La manera de que una cocina continúe es que se comparta, dice, porque para ella no existen “las recetas de familia”, ya que al ocultarse las formas de preparación, se pierde la identidad de un pueblo o una región.
“Eso de recetas de familia debe estar prohibido, porque se muere la gente y se lleva su sabiduría; es el tiempo de compartir”.
La experta en el tema consideró que la cocina tradicional colimense es un tanto estrecha, pues la poca comunicación que tenía Colima con las grandes urbes hacía muy complicado la llegada de ciertos alimentos.
Los ingredientes llegaban sólo por el puerto, así como por el llamado Camino Real, procedentes de ciudades como Guadalajara, principalmente.
“Somos un estado muy pequeño, se puede confundir mucho con otras cocinas, como la de Jalisco; de Michoacán tenemos menos influencia porque era más complicado llegar de allá”.
Márquez Amezcua afirma que la comida colimense es muy “rica y muy sana”, y a pesar de que había poca entrada de vegetales, los platillos se elaboraban con hortalizas.
Las clases altas –precisa– podían tener acceso a una mayor variedad de frutas y verduras, lo que no sucedía con los más pobres, que elaboraban sus platillos con los ingredientes locales: verdolagas, nopales, maíz y frijol.

Necesitas ser un suscriptor para ver la nota completa

Marlene MACHUCA RAMOS



326 Vistas