Cargando



Rescatan 225 huevos de tortugas marinas en Tecomán



FOTO ILUSTRATIVA

Domingo 23 de Octubre de 2016 10:07 pm

+ -

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) rescató tres nidos de tortuga marina golfina con un total de 225 huevos, en playas del municipio de Tecomán, Colima; los huevos fueron reubicados y sembrados en el Campamento Tortuguero “El Chupadero”.


La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) rescató tres nidos de tortuga marina golfina con un total de 225 huevos, en playas del municipio de Tecomán, Colima; los huevos fueron reubicados y sembrados en el Campamento Tortuguero “El Chupadero”.

Con el apoyo y coordinación de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal (SSP), personal de la delegación de la Profepa en Colima realizó un operativo nocturno de protección al quelonio con recorridos en cuatrimotos a lo largo de 60 kilómetros de las playas El Chupadero, Tecuanillo, Mascota, El Real y Pascuales.

Durante el trayecto, se observó un tramo de playa con talud elevado, debido al fenómeno natural conocido como “mar de fondo”; asimismo, se avistó el desove de un ejemplar de tortuga marina golfina, la cual retornó al mar sin problema alguno.

La tortuga marina es de la especie Golfina (Lepydochelys olivácea), la cual se encuentra enlistada en la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010 con categoría de Peligro de extinción (P), al igual que el resto de los quelonios.

Siete de las ocho especies reconocidas a nivel mundial se encuentran en veda desde hace años: la Tortuga Caguama (Caretta caretta); Tortuga Blanca o Verde (Chelonia mydas); Tortuga Prieta (Chelonia agassizii); Carey (Eretmochelys imbricata); Lora (Lepidochelys kempii); Golfina (Lepidochelys olivácea) y Laúd (Dermochelys coriácea).

México es el país con mayor número de especies de tortugas marinas que anidan o utilizan sus playas con el fin de alimentarse y reproducirse.

El objetivo de las acciones de protección a la tortuga marina y sus nidos consisten en liberar el mayor número de crías de quelonios al mar para crear conciencia en la población acerca de la importancia de su conservación.

El artículo 420 del Código Penal Federal establece que cualquier tipo de actividades con fines de tráfico, captura, posesión, transporte y acopio de partes o derivados de tortuga marina, será penalizado como delito federal y se sanciona con uno a nueve años de prisión o multa de los 300 a los 3 mil días de la Unidad de Medida y Actualización.

EL UNIVERSAL



1256 Vistas