Cargando



Megaobras, corrupción y mal uso acaban con los mantos de agua, alertan académicos de la UNAM



Foto Internet

Miércoles 22 de Marzo de 2017 1:55 pm

+ -

Organizaciones y académicos de la UNAM advirtieron que México requiere acciones “inmediatas y contundentes” en materia de políticas públicas para garantizar el acceso efectivo y sustentable al agua para todos los ciudadanos


México requiere acciones “inmediatas y contundentes” en materia de políticas públicas en las que participe activamente la sociedad para garantizar el acceso efectivo y sustentable al agua para todos los ciudadanos, advirtieron organizaciones civiles y especialistas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Al menos nueve millones de mexicanos carecían de agua potable en 2015, según datos oficiales de la Comisión Nacional de Agua (Conagua), mientras que el número de mantos acuíferos sobreexplotados se ha triplicado desde los años ochenta.

Los especialistas denunciaron que la corrupción y el manejo discrecional de recursos han convertido grandes obras de infraestructura en elefantes blancos, mientras que la contaminación de los cuerpos hídricos ha provocado serias complicaciones para la salud.

Las organizaciones Sociedad de Historia Natural Niparajá y Conselva aseguran que éste es un problema que no enfrenta sólo México, sino el mundo y por ello en el marco del Día Mundial del Agua, que se celebra este 22 de marzo, afirmaron que la tarea de la población es impulsar la toma de decisiones y la infraestructura necesaria para garantizar su abasto.

La directora de Niparajá, organización dedicada a la conservación de patrimonio natural con sede en Baja California Sur, México, Meredith de la Garza, destacó que urge una legislación adecuada, que desarrolle infraestructura y modifique los hábitos de consumo para garantizar este derecho.

En tanto que la directora de Conselva (organización social que trabaja en la conservación de servicios ambientales), con sede en Mazatlán, México, Sandra Guido, opinó que los ciudadanos organizados pueden emprender programas para garantizar el consumo y abastecimiento, además de detonen el desarrollo económico de las ciudades y comunidades.

Ambas activistas recordaron que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda 20 litros al día por habitante es la cantidad recomendable para cubrir las necesidades básicas de higiene y alimentos.

Actualmente, una tercera parte de los habitantes del planeta vive en “estrés hídrico”; es decir, el líquido se está agotando y su uso comienza a ser limitado. Se estima que en 30 años la mitad de la población estará en esas condiciones, de acuerdo con datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Esta crisis ya alcanzó a México, advirtió Fernando González Villareal, director del Programa de Manejo, Uso y Reúso del Agua (PUMAGUA) de la UNAM.

 

AGENCIAS



900 Vistas