Cargando



Por algunos barrios colimenses



Mario Alberto CASTILLO DERBEZ

Domingo 27 de Enero de 2019 9:54 am

+ -

En Colima hay registros de los nacimientos de los primeros barrios, aquellos que datan del Siglo XVII y que perduran, superando el tiempo y la modernidad, porque aun cuando ya han sido prácticamente absorbidos por la mancha urbana, mantienen sus tradiciones propias


PARTE de la riqueza cultural y urbana de las sociedades comienza en los barrios; lugares que nacen en los corazones de las ciudades, con identidad y tradiciones propias.

Algunas de estas tradiciones de barrio han sido tan populares y aceptadas, que muchas rompen las barreras de sus propias ciudades. Un ejemplo es el barrio de San Marcos, en Aguascalientes, fundado en 1620, hoy cuna de una de las Ferias más importantes de México, reconocida incluso a nivel internacional.

En Colima hay registros de los nacimientos de los primeros barrios, aquellos que datan del Siglo XVII y que perduran, superando el tiempo y la modernidad, porque aun cuando ya han sido prácticamente absorbidos por la mancha urbana, mantienen sus tradiciones propias.

CÓMO NACEN

Por lo regular, un barrio nace a partir de un lugar en donde los pobladores de la redonda pueden reunirse, teniendo un beneficio general al mantener conductas solidarias entre los residentes y dando pie a que nazcan diversas tradiciones que se identifican entre sí, las cuales les dan un sentido de pertenencia y provoca el cuidado del entorno. Estos sitios son, regularmente, iglesias, capillas, mercados o comercios.

Algunos barrios que fueron fundados en la entonces Villa de Colima se encontraban en la zona centro: El Rastrillo, Sangre de Cristo, Obregón, El Salatón, Barrio Alto, El Refugio I y II, Siete Esquinas y El Cuajiote; al poniente se encontraban los de La Salud, San José, Agua Fría, Las Huertas y La España.

Al oriente, El Manrique, La Merced, La Garita, La Chiripa; en la zona sur, La Concordia I y II, Perpetuo Socorro y Mezcalito; y al norte, los barrios La Corregidora, Magisterial y La Atrevida.

SAN JOSÉ

Uno de los barrios más antiguos de la capital es el de San José, ubicado al poniente de la capital, que ha perdurado por sus tradiciones. Comprende de la calle Venustiano Carranza a Pino Suárez, de oriente a poniente, y de Doctor Miguel Galindo a Torres Quintero, de norte a sur, pero este barrio se destaca porque nace antes que su parroquia.

Originalmente se le dio el nombre de barrio de Triana o el Tarímbaro; de 1856 y hasta 1904 se le conoció como Charco de la Higuera, porque había un manantial donde la gente se proveía de agua.

A raíz de esto, también se le conoció como el barrio del Pocito Santo, debido a que a finales del Siglo XIX hubo escasez de agua en los pozos de otros barrios de la ciudad, mientras que en el de esa finca nunca dejó de fluir el líquido.

Fue en 1904 cuando el barrio cambió de nombre, al actual San José, debido a que por gestiones del sacerdote Petronilo Preciado, se edificó un templo dedicado a ese santo, que ahora es parroquia.

Aquí se encontraba anteriormente la Aduana Marítima de Manzanillo, y tras una gestión, el padre Preciado logró el objetivo de tener una parroquia, por lo que el templo, construido por el arquitecto Hermenegildo Lepe, quedó concluido en 1904.

LA MERCED

El barrio de La Merced se ubica en las inmediaciones del templo del mismo nombre, en pleno centro de la ciudad, una de las edificaciones eclesiásticas más importantes para todos los colimenses.

Esta parroquia ha tenido diversas transformaciones, así como cambios drásticos de ubicación a lo largo de los siglos, ya que anteriormente se encontraba en lo que es ahora una escuela y parte del Palacio Municipal de Colima.

Hoy, el templo de La Merced es el que podemos apreciar frente al Jardín Núñez, la segunda edificación que se realizó a mediados del Siglo XIX y principios del XX, sustituyendo otro edificio más arcaico, del cual aún se conserva su antiguo portal. Este barrio comprende desde este templo mercedario hasta la Calzada Galván.

EL MEZCALITO

Reconocido como el “barrio bravo” de Colima, es donde se encuentra la Unidad Habitacional Reforma. Este barrio adquirió su nombre debido a que en la esquina de las calles Reforma y Lucio Uribe, hubo una cantina que en su parte superior tenía un mezcal pintado de gran ornamento, inspirando el nombre a la entonces vecindad que se encontraba a un lado.

Los inicios de El Mezcalito se remontan a 1860, cuando fueron desplazados los comerciantes que trabajaban en el hoy Jardín Torres Quintero, reubicándolos junto a las ruinas del Templo del Dulce Nombre de Jesús (actualmente Auditorio Miguel de la Madrid Hurtado).

Para 1907, cuando se terminó de construir el Mercado Constitución, ya existían alrededor varios asentamientos marginados y así perduraron hasta la década de 1980, cuando el entonces alcalde, Carlos Vázquez Oldenbourg, comenzó a negociar la compra de las vecindades del sitio para construir viviendas más dignas.

Fue en 1984 cuando el Ayuntamiento de Colima anunció la construcción de 200 casas en El Mezcalito, es decir, los edificios y las casas que actualmente conocemos.

DE LOS MARTÍNEZ Y MÁS

En el barrio de Los Martínez se dio el nacimiento de lo que hoy conocemos como Villa de Álvarez. Fue alrededor de 1785 cuando un ganadero de nombre Enrique Martínez, recibió permiso de asentarse y vivir en el lugar donde hoy se encuentra la Iglesia principal de la Villa, y en donde poco a poco comenzaron a asentarse los lugareños de la región, sitio que para aquel entonces era una zona de potreros con arroyos circundantes de agua cristalina, con enormes áreas de pastizales y arboledas.

En 1818, un terremoto sacudió Colima, destruyendo el barrio vecino de Almoloyan, por lo que el cura Jerónimo Arzac tomó la decisión de emigrar a toda la población a la zona del recién nacido barrio de Los Martínez.

En 1824 se cambió el nombre de Los Martínez por Almoloyan, aunque también se le llamaba Villa de los Martínez. Para 1860 se le da el nombre oficial de Villa de Álvarez, aludiendo al primer Gobernador del estado, Manuel Álvarez.

Alrededor de este sitio se comenzaron a dar otros nombres en sus inmediaciones, como el San Juan, por la calle de Aquiles Serdán; Los López; La Frontera, por la calle Hidalgo; Callejón de los Puercos, llamado también Boulevard Porcino, que es hoy 5 de Mayo; Del Sol, por la calle Eduardo Álvarez; y Los Cerritos, por la calle Manuel Álvarez, entre otros.

Estos son sólo algunos de los barrios que existen en la zona de Colima-Villa de Álvarez, puesto que hay otros más con gran importancia cultural y tradicional. Por ejemplo, según el compendio Los Antiguos Barrios de Colima, de José Levy, el barrio Obregón nace en 1860 y da su nombre por el mercado del lugar.

El barrio de La Salud data de mediados del Siglo XIX y surge a raíz de la construcción del templo. Entre sus calles nacieron personajes de gran importancia, como Pablo Silva García y Manuel Álvarez.

O La Atrevida, cuyo nombre está inspirado en una fábrica de hilados que se fundó en esta zona en 1850, misma que hace casi 170 años estaba considerada como una zona alejada de la mancha urbana. La fábrica pertenecía a extranjeros que aprovechaban la cercanía del Río Colima para hacer funcionar sus maquinarias, y sus ruinas aún existen.

Mario Alberto CASTILLO DERBEZ



826 Vistas