Cargando



La Petatera en miniatura, artesanía villalvarense



Domingo 03 de Marzo de 2019 10:35 am

+ -

Hace 20 años empezó como un reto para demostrarle a su papá, Enrique Delgado Guzmán –quien durante 66 años hizo su propio tablado–, que también él podía levantar una Petatera, y hasta la fecha ha construido unas 55 piezas artesanales. Algunas son representaciones completas de la Plaza de Toros; otras, tablados individuales.


VILLA DE ÁLVAREZ, Colima.- Por amor a las tradiciones que representan las Fiestas Charrotaurinas de Villa de Álvarez, Emilio Delgado Peregrina construye réplicas a escala de la Plaza de Toros La Petatera; verdaderas obras de arte hechas con petates y madera.

Hace 20 años empezó como un reto para demostrarle a su papá, Enrique Delgado Guzmán –quien durante 66 años hizo su propio tablado–, que también él podía levantar una Petatera, y hasta la fecha ha construido unas 55 piezas artesanales. Algunas son representaciones completas de la Plaza de Toros; otras, tablados individuales.

Para difundir las fiestas charrotaurinas, coloca las Petateras en miniatura sobre su camioneta, adornada con banderines multicolores, caballos y toros de juguete, y forma parte de las cabalgatas. También presta sus obras a las escuelas que las requieran.

En octubre de 2010, el Ayuntamiento de Villa de Álvarez exhibió una de sus “Petateritas” en el Festival Colimense que se llevó a cabo en Los Ángeles, California, Estados Unidos.

En julio de 2017, la Asociación Amigos de a Caballo de Villa de Álvarez le otorgó un reconocimiento por ser un maestro en la labor artesanal, al edificar y darle forma a la Plaza de Toros La Petatera; así como por contribuir al rescate y al impulso de las tradiciones villalvarenses.

Apenas el pasado mes de febrero, la Secretaría de Educación y la escuela primaria Niños Héroes, Turno Matutino, le otorgaron un reconocimiento por su trayectoria y creatividad.

Emilio Delgado abrió las puertas de su casa a Diario de Colima. En el patio, donde tiene montado su taller, habló sobre su labor que, según contó, le ahuyenta sus dolores de cabeza y lo hace sentirse orgulloso, por ser la única persona que realiza esa hermosa artesanía.

UN RETO

Empezó a hacer réplicas de la Plaza de Toros como un reto, cuando le dijo a su “jefe”, Enrique Delgado Guzmán, que le prestara su tablado para ver si podía hacerlo. “Me dijo, ‘tú qué vas a saber’. Y así empecé. Empecé a hacer y a hacer, hasta que me salieron más o menos bien”.

Para lograr su propósito, le sirvió el aprendizaje obtenido cuando ayudaba a su papá en la construcción del tablado, pues “veía más o menos cómo le hacían” para levantar La Petatera.

“Poco a poco me fui enseñando”, dice Emilio, pues su padre iba cuando tenía tiempo, porque se dedica al trabajo del campo. Pero también aprendió con Salomé Zamora Cárdenas, que cada año hacía las corridas de toros. “Yo le representaba las corridas a él en aquel tiempo, siempre me gustó andar en eso, siempre he andado en las charreadas, y ahora traemos una camioneta representando Villa de Álvarez”.

Así como La Petatera se construye sin sistemas de medición formales, las “Petateritas” también se “levantan” con pura mentalidad, ya que su creador no recibió ninguna capacitación. “Nada más estudié hasta sexto año de primaria, no estudié ingeniería ni nada, así nada más a pura mentalidad”, se sincera Emilio.

En sus artesanías utiliza los mismos materiales que en la plaza real, como el petate y la madera, “menos ixtle, porque le pongo pabilo”.

Emilio Delgado explica que en el proceso para construir una Petatera en miniatura se lleva aproximadamente 15 días, siempre y cuando le dedique 2 ó 3 horas diarias. Es un pasatiempo, pero también le sirven de terapia, pues dice que si no está haciendo nada, le duele la cabeza.

También es su gusto seguir representando a Villa de Álvarez y preservar la tradición. “Me siento orgulloso de tener lo que no tiene el municipio ni el Patronato de los Festejos Charrotaurinos”, expresó.

Durante estos 20 años ha mejorado su técnica de construir Petateras, y sus diseños han servido para mejorar la Monumental. 

“Inventé un puente a una Petatera de las mías, y me dijo un amigo, Nacho Salazar, ese puente te lo vamos a copiar para ponérselo a La Petatera, porque antes llegaba uno y le daba vuelta a toda la plaza para llegar al otro extremo, y ahora entra a la plaza y uno sube el puente, la gente ya no tiene que darle vuelta a la plaza”. También, a una de sus miniaturas le colocó arcos, y después se los instalaron a la Plaza de Toros, presume.

Sus piezas están registradas como Monumento Artístico de la Nación, según le comunicaron en el Patronato de los Festejos Charrotaurinos, y añade que una de las obras en proceso tendrá como leyenda: “La Original Plaza de Toros La Petatera”.

Y es que refiere que en Coquimatlán dicen que tienen otra Petatera, lo cual, dice, no es cierto, porque ahí hacen la estructura de fierro, y lo único que tienen son petates abajo y alrededor.

PURA PASIÓN

Emilio no recibe apoyo del Ayuntamiento de Villa de Álvarez, pero él ve en su labor la contribución a la tradición que no debe perderse, pues nadie más construye sus réplicas.

Orgulloso de su trabajo, dice que le piden la camioneta arreglada con sus miniaturas. “Mandé una al Astillero de Arriba para que los niños la conocieran”. Porque, cuenta, “andando en los ranchos, salen los niños con su papá y le preguntan, ‘¿qué es eso?’, y les dicen que es la Plaza de Toros La Petatera, y les prometen llevarlos para que la conozcan. En muchas partes me dicen eso, me sirve mucho porque así hago amigos”.

Con alegría, refiere que cuando participa en la cabalgata, los alumnos le dicen: “adiós, don Emilio”, pues lo conocen de cuando acude a las escuelas a llevar sus “Petateritas”. 

Emilio Delgado Peregrina es un villalvarense orgulloso de su municipio, y en la sangre trae la pasión y el amor al arte taurino. “Soy nativo del centro de la Villa, antes salía a caballo, pero ahora paso de 60 años y ya no es lo mismo”.

No obstante, sigue con ímpetu su labor de difusor cultural, con la construcción y venta de las Petateras en miniatura. Aclara que las que vende una tienda ubicada en el Andador Constitución, en la ciudad de Colima, no son las de él, pues ésas que ahí expenden son de madera, y las suyas son de petate. 

Pronto comenzarán a desmontar la Monumental Plaza de Toros La Petatera, pero Emilio Delgado continuará con su labor de crearlas en miniatura, como una manera de difundir una de las más bellas tradiciones de los villalvarenses.

Elena DEL TORO



1063 Vistas