Cargando



Veneno de animales, alternativa para generar fármacos: Experta



Lunes 29 de Abril de 2019 8:24 am

+ -


En el veneno de animales ponzoñosos como son alacranes, serpientes, sapos y helodermas, se ha encontrado una alternativa para generar una gama amplia de compuestos que podrían usarse en las áreas de cosmética, insecticidas, dermatológica y en la producción de nuevos fármacos.

En la Universidad de Colima, la investigadora Juana María Jiménez Vargas analiza los compuestos de estos animales para generar nuevos fármacos que podrían ser utilizados, debido a su actividad antimicrobiana, en cosméticos y en pacientes con quemaduras, así como para servir de moduladores del sistema inmune y generar antivenenos.

De acuerdo con esta investigación, la resistencia a los antibióticos generada por varias cepas bacterianas ha prendido las alarmas en todo el mundo, pues se estima que de las cinco millones de enfermedades relacionadas con infecciones por bacterias, el 50 por ciento se produce por cepas con resistencia a los antibióticos.

El veneno de las especies letales de alacrán para el ser humano se compone de más de 100 sustancias, de las cuales sólo cuatro o cinco pueden ser responsables de los signos y síntomas de intoxicación y muerte por picadura.

Los otros compuestos ayudan a la difusión y distribución de estas sustancias para que lleguen al blanco y ejerzan su acción.

Estos compuestos afectan a insectos causando su parálisis y/o muerte; “su acción insecticida provee una forma de defensa contra depredadores, así como para someter a su alimento. Por eso es importante caracterizar cada uno de estos componentes y encontrarles una aplicación”.

Una segunda parte de esta investigación, aclaró, busca encontrar un antimicrobiano que tenga buena actividad, que no sea lítico (que no disuelva o disgregue).

Además, para el desarrollo del fármaco se debe considerar la vía de administración, estabilidad y qué tipo de vehículos serían convenientes para su uso.

Sin embargo, aclaró que el proceso para desarrollar nuevos fármacos puede durar más de 10 años, ya que éstos deben pasar por distintos procesos y pruebas antes de ser aplicados en seres humanos.


Carlos GARCÍA LEMUS



562 Vistas