Cargando



INAH restaura sandalias que datan de la época prehispánica



FOTO INTERNET

Martes 14 de Mayo de 2019 5:05 pm

+ -

El INAH informó de la restauración que llevan a cabo expertos de la CNCPC a unas sandalias utilizadas en la época prehispánica.


El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) informó de la restauración que llevan a cabo expertos de la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural (CNCPC) a unas sandalias utilizadas en la época prehispánica, las cuales en la antigüedad eran un distintivo de la condición social y se restringía a gobernantes, nobles, guerreros y comerciantes.

El clima del país es uno de los motivos por los cuales el hallazgo de sandalias prehispánicas es complicado pues desintegra la materia orgánica de las piezas. Sin embargo, en la actualidad es posible conservar estos objetos antiguos como lo realizan los expertos del INAH que intervienen una de las pocas colecciones que existen en México.

La doctora Gloria Martha Sánchez Valenzuela, responsable del Laboratorio de Conservación Arqueológica de Materiales de Origen Orgánico de la CNCPC-INAH, es quien encabeza los trabajos en las piezas que son parte de la Colección Frissell, recuperadas en los años 50 por Ervin R. Frissell, quien las adquirió para conformar el Museo de Arte Zapoteca. Actualmente están bajo resguardo del INAH, en el Museo de Santo Domingo, en espera de la conclusión de la reestructuración del recinto museístico de Mitla.

A través de un comunicado el instituto indicó que la antigüedad de las sandalias no se puede especificar con certeza, pero se presume deben tener más de 500 años. Su origen también es desconocido y se piensa proceden de algún lugar de los Valles Centrales, cuyas condiciones climáticas favorecen la preservación de materiales orgánicos.

Las cinco sandalias tienen medidas que van de los 7 a los 16 centímetros de largo y cuando llegaron a la CNCPC tenían fibras rígidas y quebradizas, con pérdida de material a causa de roturas y ataques de animales que royeron los objetos, además de faltantes de cuerdas o amarres de sujeción.

Cuatro de estos objetos tienen fibras de agave y palma, la restante es la más elaborada pues además de contar con un tejido central de palma, en lugar de un ligamento de sarga presenta uno de tafetán mientras las cuerdas de enlace tienen un tejido cerrado por centímetro cuadrado.

Las piezas no sólo fueron flexibilizadas y consolidadas, en algunas fue necesario realizar refuerzos por medio de un soporte auxiliar y costuras teñidas al color de la pieza original.

EL UNIVERSAL



218 Vistas