Cargando



Freestyle, ritmo y habilidad mental



Domingo 09 de Junio de 2019 10:42 am

+ -

En las batallas de Freestyle se tienen connotaciones artísticas que pueden ser desarrolladas con la práctica, pues se debe pensar en cierta rima, y de manera casi instantánea formular en su mente otras posibles rimas o temáticas como contraataque para seguir la línea de la disputa


EL rap es un género musical que ha generado polémica por décadas, debido a los excesos de sus intérpretes y de sus letras, pero existe un estilo muy particular donde las expresiones de los artistas urbanos pueden ser valoradas desde otro sentido: el Freestyle, que consiste en rapear de manera improvisada, buscando rimar palabras fluidamente, siguiendo el ritmo que domina el momento. Esto quiere decir que no hay letras escritas o compuestas previamente, sino el reflejo de la agilidad mental de la persona. 
En este ritmo, Colima se está haciendo un referente con raperos o MC´s (término que denomina como Master of Ceremonies) de gran competitividad a nivel nacional e internacional.
En las batallas de Freestyle también se tienen connotaciones artísticas que pueden ser desarrolladas con la práctica, pues el orador debe pensar en cierta rima, y de manera casi instantánea formular en su mente otras posibles rimas o temáticas como contraataque para seguir la línea de la disputa.
Una batalla de Freestyle es un concurso donde dos o más MC’s se enfrentan verbalmente a base de rimas, cada uno tiene su tiempo estipulado y ataca al otro hasta que su turno acaba.


REFERENTES EN COLIMA
César Alcaraz, mejor conocido como Beatbox, ha sido uno de los principales promovedores del Freestyle en Colima, pues desde hace años se dedica a la difusión de este arte urbano.
“El rap ya tiene varios años aquí en Colima, con algunos referentes como Don Kalavera y H Mayúscula, pero en el Freestyle ya hay MC´s con gran renombre a nivel local y nacional, como Kasik, Grizzley, Sly y Delta Flow, este último es actualmente finalista en el torneo que organiza Red Bull, un evento de talla internacional y de los más importantes en el mundo”, asegura Beatbox.
Comenta que desde 2014 se han realizado eventos de Freestyle en Colima, con muy buena convocatoria. “Hay referentes como Mauricio Hernández, mejor conocido como El Asesino: él fue campeón mundial de Red Bull el año pasado y por supuesto, es mexicano; este año quedó como subcampeón. Tenemos una referencia bastante importante, pues este ritmo ha provocado que niñas, niños, jóvenes, personas de todas las edades, puedan enfocar sus impulsos en este tipo de batallas, con estructura y lineamientos, buscando, de una manera fina e inteligente, atacar a tu adversario”.
PASOS A SEGUIR
Beatbox comenta que para ser un buen freestyler, hay que seguir varios pasos: “Primero, la rima, puedes decir cosas que no tengan sentido, pero si riman es un buen punto de comienzo; aunado a eso, tienes que enfocarte en el tiempo, es decir, hay una base rítmica y tú tienes que caer sobre esa cadencia con las palabras y frases que dices, cuando tú ya tienes rima y estás dentro del tiempo, o sea que no te desfases, lo que tienes que buscar es la lógica, esto es, que lo que estás diciendo rime, estés en tiempo y tenga sentido.
“Después llega otro paso que es la estructura; es como la poesía, pues tiene ciertos patrones a seguir en el término de cada frase, que deben aplicarse para que se escuchen bien estructurados. Otro punto es el punch-line, es decir, el efecto y poder de lo que digas, y es aquí cuando se juntan todos los elementos, buscando el golpe verbal para que los espectadores se emocionen”, explica.
En Colima, algunos grupos practican por lo menos dos veces por semana para afinar las habilidades de improvisación, y en palabras de César, “se debe de estar perfectamente bien informado, bien letrado, porque, por lo regular, las batallas son de temas libres, entonces debemos saber un poco de todo, porque si tú quieres competir, necesitas tener un buen acervo cultural y un amplio vocabulario, pues estos elementos se necesitan para poder competir contra otras personas”
En este juego de ritmo y palabras, la habilidad verbal es una de los factores más importantes, y agrega: “imagínate, si eso puedes hacerlo rapeando, puedes practicarlo o aplicarlo en otras circunstancias en tu vida. Esa es la magia de la improvisación, es un arte muy complejo que no cualquiera puede realizar”. 


ESCASO APOYO 
A pesar de tratarse de un arte urbano que requiere de habilidades intelectuales, el Freestyle no ha tenido apoyo oficial para su correcta y más amplia difusión. “Hemos buscado apoyo para la promoción en el Gobierno del Estado, pero no hemos tenido respuesta favorable; hace poco solicitamos al Gobierno, por medio de un oficio, que si nos podía prestar el Teatro Casa de la Cultura para un evento en donde queríamos mostrar un referente nacional del Freestyle, para que los colimenses se sientan motivados a seguir este arte urbano que sólo lo ven en internet, y a todas las niñas y niños que no conocen de este tema, pero desafortunadamente nunca nos dieron una opción favorable, y pues la Secretaría de Cultura no ha realizado eventos para este género. Creo que hace falta más la difusión, el apoyo con un buen lugar para poder realizar eventos que nosotros realizamos”, precisa Beatbox
Ante la situación, los grupos buscaron otros espacios para realizar eventos y optaron por jardines, como el de la colonia Villa Izcalli, en Villa de Álvarez, o algunos del centro, en esta capital. El propósito es “poco a poco ir creciendo con este proyecto, en cuanto a integrantes, participantes, staff y, lo más importante, que la gente vea lo que hacemos”, refiere César.

Mario Alberto CASTILLO DERBEZ



435 Vistas