Cargando



La deshidratación, riesgosa para infantes y personas adultas mayores



FOTO AGENCIA

Viernes 21 de Junio de 2019 7:59 pm

+ -

Las personas con diabetes corren también un mayor riesgo de presentar esta complicación.


Las personas adultas mayores y, con ciertas enfermedades como la diabetes corren un mayor riesgo de presentar deshidratación, informa la Secretaría de Salud y Bienestar Social del Gobierno del Estado, al reiterar que esta afección también es más riesgosa para los niños que padecen alguna enfermedad diarreica.

Durante la presente temporada, pueden ocurrir golpes de calor, insolaciones y deshidratación, por lo que la dependencia emite la recomendación especial de tener cuidado con los menores de 5 años y personas adultas mayores, ya que son los grupos más vulnerables a padecimientos y sus complicaciones.    

En este contexto, señala que la deshidratación ocurre cuando hay una pérdida excesiva de agua en el cuerpo y el consumo del vital líquido es insuficiente, derivada de una enfermedad diarreica no tratada o de una sudoración abundante.

Las causas más frecuentes de deshidratación en niños son la diarrea y los vómitos intensos; mientras que entre los adultos mayores son el volumen menor de agua que tienen en sus cuerpos y tener enfermedades o tomar medicamentos que aumentan el riesgo de padecer esta alteración en la salud.

Los síntomas de deshidratación pueden variar según la edad, por lo que en lactantes o niños pequeños son una boca y lengua secas, llanto sin lágrimas, no mojar los pañales durante tres horas, ojos y mejillas hundidos, zona blanda en la parte superior de la cabeza hundida e irritabilidad.

Y entre los adultos, los signos son sed excesiva, micción menos frecuente, orina de color oscuro, fatiga, mareos y confusión.

Para prevenir la deshidratación, hay que beber mucho líquido (al menos 2 litros de agua al día) y consumir alimentos ricos en agua como frutas y vegetales, así como evitar la exposición al sol por periodos prolongados, especialmente de 11:00 a 15:00 horas, cuando el calor alcanza sus niveles más altos.

Además, la deshidratación puede derivar en complicaciones graves como problemas renales y urinarios, convulsiones e incluso choque por volumen sanguíneo bajo, que puede poner en riesgo la vida.

Finalmente, la Secretaría de Salud refiere que la primera causa de deshidratación en el mundo es la diarrea aguda con mil millones de episodios anuales y más de 2.5 millones de muertes secundarias a la deshidratación.

AGENCIAS



360 Vistas