Cargando



Tu nueva realidad comienza con un pensamiento, Gutemberg Dos Santos



FOTO AGENCIA

Sábado 27 de Julio de 2019 9:26 am

+ -

Tu nueva realidad comienza con un pensamiento, Gutemberg Dos Santos


Cuando estamos en busca de un cambio en nuestra vida, tratamos de encontrar caminos que nos conduzcan a ello para obtener resultados positivos, y el único camino que existe realmente es simplemente cambiar nuestra forma de pensar. Todos nosotros estamos forjados por creencias, género, ideologías, hábitos, culturas, que nos llevan a crear una realidad basada en lo que estamos pensando y sintiendo. La mente es un proceso de pensar y sentir. Ahora bien si tenemos los mismos pensamientos todos los días y sentimos lo mismo cada día, cómo podemos esperar un resultado diferente en nuestra vida.

Para profundizar más sobre el tema consultamos la opinión del empresario Gutemberg Dos Santos, promotor de la cripto economía y especialista en desarrollo personal. Actualmente comparte su visión de emprendimiento y liderazgo a empresarios y emprendedores, enfocándose en que las personas desarrollen su propia fórmula de éxito.

 

Para mayor información visita: www.gutembergds.com

 

¿Por qué en ocasiones nos cuesta trabajo cambiar nuestra forma de pensar?

La mente es un proceso de pensar y sentir y no podemos estar en una posición de tener los mismos pensamientos, hacer las mismas cosas, sentir igual y esperar un cambio. Somos el resultado de lo que pensamos, actuamos en base a lo que sentimos; y a veces confundimos una cosa con otra y cuando tratamos de hacer algún ajuste sobre uno de esos procesos esa confusión nos lleva a generalizarlo y seguir actuando de la misma forma.

 

¿Cómo podemos empezar a fabricar pensamientos que nos permitan apropiarnos de nuestra realidad?

Cada vez que pensamos generamos sustancias químicas que nos permiten sentir exactamente lo que estamos pensando. Por lo tanto si tenemos un pensamiento de infelicidad, inmediatamente te sentirás de la misma manera, y si le damos continuidad a ese pensamiento produciremos aún más química para apropiarnos de ese sentimiento hasta llegar a memorizar un estado emocional. Por ello si producimos un pensamiento de felicidad comenzamos a crear una química que se escurre por todo nuestro cuerpo hasta llegar a sentirlo realmente.

A veces, es preciso modificar las creencias que tenemos sobre algunos aspectos de la vida, que si nos ponemos analizar pueden ser erróneas e injustificables. En este caso, lo que tenemos que modificar es nuestra forma de pensar o mejor, lo que pensamos respecto a determinadas cosas, situaciones o personas. Está claro que el pensamiento, el sentimiento y la conducta no son aspectos aislados. Si cambio mi pensamiento, mis sentimientos cambiaran y como consecuencia, también cambiará mi conducta.

 

¿Es natural tener sentimientos negativos hacia algo o alguien?

Claro que si, en algún momento de la vida puedo envidiar, odiar o desear mal a alguien aunque me considere una buena persona. Los seres humanos somos complejos y los malos sentimientos son parte de nosotros, pero si queremos que predominen sobre nuestros pensamientos positivos tenemos que aceptar que también son parte nuestra y empezar a trabajar sobre ellos. Las presiones del entorno, la dificultad para adaptarnos a veces nos conllevan a tener una conducta que no deseamos, pero si modifico mi pensamiento y los sentimientos que evoco hacia ellos podré afrontar las circunstancias ampliando mi capacidad para lograrlo.

 

¿Cuál es el primer paso que debemos dar para comenzar a cambiar nuestro pensamiento?

El primer paso que debemos dar es estar en constante aprendizaje. Entre más adquiero nueva información y comienzo a apropiarme de ella, llegaré al punto de confrontarla con mis creencias y poder analizarlas. Experimentando esto podré cambiar mi cableado, estableciendo nuevas conexiones para construir pensamientos diferentes. Ya que mi mentalidad se haya modificado y establecido manifestaré otro tipo de pensamientos.

 

Para mayor información visita: www.gutembergds.com

AGENCIAS



6361 Vistas