Cargando



Trabajadores de la CNBV traen su “renuncia bajo el brazo” por si se aprueba ley de AMLO



FOTO INTERNET

Miércoles 04 de Septiembre de 2019 6:19 pm

+ -

Desde el inicio de la administración de López Obrador hasta la fecha, una quinta parte de los empleados de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores se ha ido, y una ley “amenaza” con que sean aún más personas.


La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) ya se ha visto afectada por cientos de renuncias después de que el presidente Andrés Manuel López Obrador recortara salarios y beneficios para funcionarios y para él mismo. Ahora, una de sus leyes amenaza, de concretarse, con provocar un éxodo de los principales funcionarios de la agencia.

Los legisladores están citados este mes para convertir en ley restricciones laborales estrictas entre el Gobierno y el sector privado, buscando erradicar lo que López Obrador llama el “cáncer de la corrupción”. Si el proyecto se aprueba, los servidores públicos de alto nivel tendrían prohibido tomar empleos con empresas a las que alguna vez regularon en los siguientes 10 años, lo que la convertiría en una de las leyes en la materia más estrictas del mundo.

Para un regulador como la CNBV que a menudo ve a los funcionarios tomar puestos de trabajo en bancos, la idea de este proyecto de ley no ha sido bien vista. Muchos trabajadores de alto nivel han hablado de renunciar a la Comisión si la ley entra en vigencia, según entrevistas que realizó Bloomberg con una docena de empleados actuales y anteriores.

Algunos han ido tan lejos como para llevar cartas de renuncia consigo todo el tiempo para presentarlas tan pronto se apruebe el proyecto de ley.

Un éxodo en la CNBV podría debilitar aún más a una institución que supervisa todo, desde los índices de liquidez bancaria hasta las ofertas públicas iniciales en México, que es la segunda economía más grande de América Latina.

En términos más generales, esta probable 'fuga de cerebros' subraya los desafíos para López Obrador al tiempo que intenta cumplir su visión de erradicar la mala conducta y poner fin a una era en la que los funcionarios diseñaron nuevas fortunas privadas con favor del Gobierno.

“(La fuga) sería devastadora para el regulador”, dijo Mauricio Basila, un exfuncionario de la CNBV que supervisó el mercado de valores y ahora dirige su propia firma de consultoría. “Las mejores personas se irían en lugar de quedarse”.

Trabajo “erosionado”

López Obrador ya ha hecho recortes de nómina desde el comienzo de su administración como parte de un impulso de austeridad. Eso ha llevado a una ola de salidas en las entidades gubernamentales, desde la Secretaría de Hacienda hasta Pemex.

En la CNBV, aproximadamente una quinta parte de los empleados se han ido desde el año pasado, dijeron a Bloomberg personas con conocimiento del asunto. Como resultado, el ritmo de las auditorías bancarias, la redacción de nuevas regulaciones y las aprobaciones de licencias se han frenado a medida que los trabajadores con menos experiencia asumieron los puestos, añadieron las fuentes consultadas, que pidieron no ser nombrados debido a la naturaleza delicada del asunto.

Otra ola de renuncias podría erosionar la capacidad de la CNBV para garantizar la estabilidad del sistema bancario, así como evitar fraudes, ataques cibernéticos y esquemas de lavado de dinero, dijeron las personas. También podría retrasar la innovación tecnológica.

Iván Alemán, un exfuncionario de la CNBV que anteriormente supervisó la prevención del lavado de dinero y que ahora dirige una consultoría, dijo que una supervisión más débil sembraría más riesgos en todo el sistema financiero.

“Una vez que las entidades financieras vean que la auditoría por inspección se ha relajado, aflojarán sus propios controles”, dijo.

Representantes de la CNBV y la oficina del presidente no respondieron a solicitudes de comentarios.

AGENCIAS



772 Vistas