Cargando



Tiene Colima la tasa más alta de niños desaparecidos



Jueves 07 de Noviembre de 2019 8:29 am

+ -

Es de 54.3 víctimas por cada 100 mil menores; también ocupa la cuarta tasa de menores víctimas de homicidio doloso


En el estado de Colima la tasa de desapariciones de niñas, niños y adolescentes es de 54.3 casos por cada 100 mil menores.
Esto la ubica como la entidad que tiene la tasa más alta de niñas, niños y adolescentes extraviados o desaparecidos en el país, según un informe elaborado por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).
Tal documento, denominado “Estudio niñas, niños y adolescentes víctimas del crimen organizado en México”, detalla cifras de 2010 a 2018.
La CNDH explica que las estadísticas se basan en el Registro Nacional de Personas Extraviadas o Desaparecidas (RNPED), mismo que se mantuvo operativo hasta abril de 2018.
Menciona que las tasas más altas de personas menores de 18 años desaparecidas o extraviadas las tienen Colima (54.3), Sonora (48.2), Tamaulipas (45.4), Puebla (34.7) y Baja California (32.6).
El estudio señala que Colima registra la cuarta tasa más alta de niñas, niños y adolescentes víctimas de homicidio doloso, con 6.3 casos por cada 100 mil menores de 18 años.
Cabe destacar que esa tasa se ha triplicado en la entidad en los últimos 4 años, ya que en 2015 fue de 2.11 homicidios dolosos por cada 100 mil menores de edad.
Otro de los indicadores del documento menciona que en Colima, el índice de rezago social es bajo; además de que la tasa de fecundidad en adolescentes es de 74 embarazos por cada mil mujeres, similar a la media nacional.
Igualmente, se especifica que Colima tiene el tercer lugar en consumo de mariguana, ya que el 4.3 por ciento de los adolescentes entre 12 y 17 años consumieron esa droga.
También enfatiza que Colima es uno de los estados que registra una tasa muy baja en el rubro de cobertura en educación media superior, junto a Jalisco, Nayarit, Michoacán, Oaxaca, Guerrero, Yucatán y Campeche.
El documento resume que “en las últimas décadas, el contexto de inseguridad, violencia y crimen organizado ha tenido efectos particularmente graves en niñas, niños y adolescentes, situándolos en condiciones de gran vulnerabilidad”.
Añade que “la existencia y el incremento de la victimización en personas menores de 18 años es consecuencia de la ausencia de políticas y acciones del Estado para garantizar su protección y el ejercicio de sus derechos”.

Mario Alberto SOLÍS ESPINOSA



1946 Vistas