Cargando



Revelan muerte de migrante de 16 años bajo el cuidado de la Patrulla Fonteriza en Texas



Viernes 06 de Diciembre de 2019 10:58 am

+ -

ProPublica, una organización de periodismo de investigación, reveló el caso de Carlos Gregorio Hernández Vásquez, un migrante guatemalteco que estaba gravemente enfermo y murió bajo la custodia de la Patrulla Fronteriza en mayo pasado.


Carlos Gregorio Hernández Vasquez tenía 16 años cuando murió al interior de un centro de detención de migrantes federal en McAllen, Texas.
El joven guatemalteco estaba enfermo, la enfermera del centro lo había diagnosticado con gripe y  fiebre de 39 grados.
Agentes de la Patrulla Fronteriza optaron por colocarlo en una pequeña celda en una estación de la Patrulla Fronteriza en las cercanías de Weslaco, con otro menor enfermo, la tarde del 19 de mayo. De esta manera aseguraron que los menores no contagiaran a otros migrantes detenidos, según autoridades migratorias norteamericanas.
La enfermera había señalado que Hernández Vásquez debía ser evaluado nuevamente dos horas más tarde de la primera revisión. Sin embargo, eso no sucedió.
ProPublica asegura que el joven murió en manos de la Patrulla Fronteriza en una celda de concreto sin la atención médica adecuada, el 20 de mayo, un día después de haber sido trasladado a ese lugar.
A través de un comunicado, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés),  calificó la muerte de Hernández Vásquez como una “pérdida trágica”. Aseguraron que no se conocían las causas de muerte. Señalaron que un agente lo había encontrado inconsciente en el suelo de su celda.
“Los hombres y mujeres de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos están tristes por la trágica pérdida de este joven y nuestras condolencias están con su familia. CBP está comprometido con la salud, la seguridad y el trato humano de quienes están bajo nuestra custodia ”, dijo el Comisionado interino John Sanders.
Sin embargo, ProPublica obtuvo un video que documenta las últimas horas del joven de 16 años, y muestra que los agentes de la Patrulla Fronteriza y los trabajadores de la salud en el centro de detención de Weslaco omitieron señales cada vez más evidentes de que su condición era peligrosa.
El video del bloque de celdas muestra a Carlos retorciéndose durante al menos 25 minutos en el piso y un banco de concreto. Lo muestra tambaleándose hacia el baño y desplomándose en el piso, donde permaneció en la misma posición durante las siguientes cuatro horas y media.
El video muestra que la única forma en que los funcionarios de CBP podrían haberse perdido la crisis de Carlos es que no estaban mirando. Su agonía era evidente, incluso en blanco y negro granulado, dejando en claro que el agente encargado de monitorearlo no realizó las verificaciones adecuadas, si es que lo hizo. El forense que realizó una autopsia a Carlos dijo que le dijeron que el agente de vez en cuando miraba la celda a través de la ventana.
Sin embargo, de acuerdo con las imágenes, es el otro menor que también estaba en esa celda quien encuentra el cuerpo de Carlos.
ProPublica señaló que Carlos fue el sexto niño migrante en morir luego de ser detenido mientras ingresaba a los Estados Unidos en menos de un año. Algunos murieron por enfermedades preexistentes, pero al menos otros dos murieron por la gripe diagnosticada mientras estaban bajo custodia de la Patrulla Fronteriza.

Agencias



647 Vistas