Cargando



Debate la Cámara de Representantes juicio político a Trump



Miércoles 18 de Diciembre de 2019 1:04 pm

+ -

La Cámara de Representantes votará si se somete a un proceso de destitución al presidente de Estados Unidos, Donald Trump


La Cámara de Representantes de Estados Unidos comenzó el debate antes de la votación sobre los cargos de abuso de poder y obstrucción al Congreso para abrir un juicio político contra el presidente estadounidense, Donald Trump.
La presidenta de la Cámara, la demócrata Nancy Pelosi, tomó en primer lugar la palabra para recordar lo que significa el juramento a la bandera estadounidense: “La República que representa es sobre lo que vamos a hablar hoy”.
 Según las normas aprobadas para esta sesión, el debate tendrá una duración de seis horas, repartidas en tres para republicanos y tres para demócratas, por lo que se espera que la votación final ocurra esta tarde hora local de Washington.
“Es un hecho que el presidente es una amenaza continuada a la seguridad nacional y a la integridad de nuestras elecciones, la base de nuestra democracia”, remarcó Pelosi.
La réplica la ofreció Doug Collins, el republicano de mayor rango en el Comité Judicial de la Cámara Baja, quien criticó las prisas y la manipulación política del proceso por parte de los demócratas.
“Eso no es una ocasión solemne. Han estado queriendo hacerlo desde las elecciones (de 2016) (…). Los ciudadanos estadounidenses entienden el debido proceso y saben cuándo está siendo pisoteado en la casa del pueblo”, sostuvo Collins.
Tras la presumible aprobación, dada la sólida mayoría demócrata, el proceso pasará al Senado, donde se espera que se celebre el juicio político al mandatario a partir de enero.
Allí los republicanos mantienen el control por un ligero margen, de 53 frente a 47, a lo que se suma que el juicio político exige además una mayoría de dos tercios, por lo que la destitución de Trump parece improbable.
En septiembre, los demócratas anunciaron el inicio de una investigación para abrir un “impeachment” a Trump, después de que un informante revelara a los servicios de Inteligencia el contenido de una conversación telefónica en julio entre el presidente y su homólogo de Ucrania, Vladímir Zelenski.
En esa llamada, el gobernante estadounidense presionó al ucraniano para que abriera pesquisas contra su rival político y exvicepresidente, el demócrata Joe Biden -actual precandidato de su partido a las elecciones de 2020-, y su hijo Hunter por supuesta corrupción en ese país.
La Cámara debatirá los artículos (abuso de poder y obstrucción del Congreso) durante seis horas y luego votará por separado sobre cada uno de ellos, bajo los parámetros que el Comité de Normas de la Cámara recomendó el martes.
Se prevé que los cargos salgan adelante gracias a la mayoría demócrata, convirtiéndolo en el tercer jefe de Estado en ser sometido a un juicio político en el país.
No obstante, la sesión comenzó con la discusión para establecer las reglas de la votación y el debate previo, entre graves acusaciones mutuas.
Los republicanos presentaron, a través del líder de la minoría conservadora, Kevin McCarthy y poco después del inicio de la sesión, una moción para aplazar el voto bajo la acusación de “abuso de poder”, algo que fue rápidamente rechazado por los demócratas.
Por su parte, el presidente del Comité de Reglas de la Cámara, el demócrata Jim McGovern, calificó la votación de hoy como “un momento que definirá la democracia”.
La jornada se prevé larga, ya que se ha anunciado que el debate previo a la votación se prolongará durante seis horas: con tres horas para los legisladores de cada partido.
Como consecuencia, el voto definitivo tendrá lugar al final de la tarde hora del este de Estados Unidos.
Tras la presumible aprobación, dada la sólida mayoría demócrata, el proceso pasará al Senado, donde se espera sea juzgado el mandatario a partir de enero.
Allí los republicanos mantienen el control por un ligero margen, de 53 frente a 47, a lo que se suma que el juicio político exige además una mayoría de dos tercios, por lo que la destitución de Trump parece sumamente improbable.
En septiembre, los demócratas anunciaron el inicio de una investigación de destitución contra Trump, después de que un informante revelara a los servicios de Inteligencia el contenido de una conversación telefónica en julio entre el presidente y su homólogo de Ucrania, Vladímir Zelenski.
En ella, el gobernante estadounidense presionó al ucraniano para que abriera pesquisas contra su rival político y exvicepresidente, el demócrata Joe Biden, y su hijo Hunter por supuesta corrupción en ese país.
Este lunes, el Comité Judicial de la Cámara Baja publicó los detalles del caso en un documento de 658 páginas en el que se concluye que Trump “ha traicionado a la nación” en busca de su interés personal.
En el texto se establece que Trump sea imputado políticamente por “delitos graves y faltas”, según recoge la Constitución estadounidense, al haber abusado de su poder y obstruido la labor del Congreso.

Agencias



507 Vistas