Cargando



Frontera sur de México se mantiene en calma ante posible nueva caravana migrante



Jueves 16 de Enero de 2020 10:55 am

+ -

Personal de Migración y de la Guardia Nacional vigila el río Suchiate, en Chiapas, ante una posible nueva caravana migrante procedente de Honduras


La zona fronteriza de México con Guatemala se encuentra en total calma ante la posibilidad de una nueva caravana migrante de Honduras, informó ayer Sonia Eloina Hernández Aguilar, presidenta municipal de Suchiapa, Chiapas.
“La Guardia Nacional y elementos de migración continúan realizando sus rondínes normales a orilla del Río Suchiate, hasta el momento no hay una orden de activar algún protocolo, se está trabajando normal. Está todo tranquilo hasta el momento, estamos al pendiente”, dijo la funcionaria en entrevista telefónica con Efe.
A la orilla del Suchiate y en el puente que divide a México y Guatemala se han desplegado miembros de Migración y de la Guardia Nacional.
Hasta el momento, la vigilancia parece habitual dado que no ha incrementado el número de miembros de seguridad, lo cual puede suceder si comienza el nuevo éxodo desde Honduras.
Autoridades de los municipios de Tapachula y Suchiate señalaron que Migración continua realizando diversos operativos en hoteles, bares y cantinas de la región, así como en espacios públicos en donde a diario detiene a una veintena de indocumentados de diferentes nacionalidades.
Por otra parte, cientos de centroamericanos varados en varios municipios mexicanos esperan su oportunidad de sumarse a esta nueva caravana en su intento por llegar a Estados Unidos.
Explicaron que la nueva política migratoria de México es no permitir que los indocumentados alcancen la frontera norte, por lo que se mantienen en alerta y reteniendo a quienes ingresan al país de manera ilegal.
Desde octubre de 2018, miles de centroamericanos -en su mayoría hondureños y salvadoreños- abandonaron sus países en distintas caravanas con el afán de llegar a Estados Unidos y solicitar asilo, en un éxodo que causó choques diplomáticos entre países.
México envió a inicios de junio de a la Guardia Nacional a las fronteras norte y sur, tras un acuerdo con Estados Unidos que evitó que este le impusiera aranceles, y que en principio redujo cerca del 60 por ciento del flujo migratorio.
Decenas de hondureños, en su mayoría jóvenes, se comenzaron a agrupar este martes en San Pedro Sula, norte de Honduras, para salir hacia Estados Unidos, pese al endurecimiento de las leyes migratorias del país del norte.

Agencias



1381 Vistas