Cargando



Recomienda Secretaría de Salud atención oportuna por síntomas de infarto



FOTO AGENCIA

Martes 25 de Febrero de 2020 9:17 pm

+ -

Obesidad, factor de riesgo para desarrollar una patología cardíaca.


La Secretaría de Salud y Bienestar Social del Gobierno del Estado recomienda a la población acudir a recibir atención médica cuando presenten manifestaciones como cansancio, falta de aire o dolor en el pecho, a fin de que sean atendidos en forma oportuna por un especialista, principalmente si padecen obesidad, diabetes o hipertensión.

En el marco del “Mes de la salud del hombre y de la persona con próstata”, el servicio de Cardiología del Hospital Regional Universitario señaló que estos síntomas corresponden a un infarto al miocardio, padecimiento que más muertes causa en el mundo y que desde hace 30 años observa un aumento en los países subdesarrollados debido al incremento de enfermedades crónicas.

Esta alza se ha presentado en México, porque nuestro país ocupa los primeros lugares en obesidad infantil y en adultos, factor de riesgo para que un infarto se desarrolle durante el transcurso de la vida, ya que la principal causa de que aparezca el infarto es la grasa en la sangre.

De la misma manera, la mitad de las personas que sufren un infarto fallecen antes de llegar a un hospital y la patología cardíaca empieza a presentarse en el hombre entre los 45 y 50 años de edad, mientras que en las mujeres aparece por lo general después de los 55 años.

Por ello, se recomienda a la población hacerse un cheque completo alrededor de esas edades, incluyendo principalmente la medición de líquidos en sangre, mediante un electrocardiograma y una prueba de esfuerzo, sobre todo si tienen un factor como la diabetes y la hipertensión o que tengan un antecedente familiar de enfermedad cardiovascular.

Especialistas del HRU indicaron que para prevenir un infarto se requiere, fundamentalmente, llevar una dieta equilibrada, con alto contenido de fibra y menos alimentos de origen animal, en especial entre jóvenes y niños, evitando el consumo de productos procesados como hamburguesas y embutidos.

Asimismo, se necesita realizar ejercicio diario para establecer el equilibrio entre el consumo y el gasto energético, así como mantener un peso adecuado.

AGENCIAS



703 Vistas