Cargando



Comunidad indígena solicita amparo contra Corredor Interoceánico



FOTO INTERNET

Miércoles 26 de Febrero de 2020 5:52 pm

+ -

Autoridades ejidales del municipio de San Juan Guichicovi presentaron el amparo ante la falta de una consulta sobre los impactos al medio ambiente que tendrán los trabajos.


Las autoridades ejidales del municipio de San Juan Guichicovi, que se ubica en la zona norte del Istmo de Tehuantepec, presentaron una solicitud de amparo de la justicia federal contra el Corredor Interoceánico, que pretende modernizar la ruta ferroviaria de Salina Cruz, Oaxaca, a Coatzacoalcos, Veracruz, y ampliar la operación de las instalaciones portuarias de ambas ciudades.

Dicho amparo se busca ante la falta de una consulta sobre los impactos al medio ambiente que tendrán los trabajos de cortes de curvas y de pendientes que ya comenzaron, así como la sustitución de durmientes y rieles en las vías del Tren Transístmico, columna vertebral del proyecto Corredor Interoceánico que impulsa el gobierno federal en esta región.

La solicitud de amparo se presentó la mañana de este miércoles en el Juzgado Sexto de distrito de Oaxaca, con residencia en Salina Cruz.

Desde el pasado 20 de febrero, diversas autoridades agrarias manifestaron su rechazo al proyecto de rehabilitación de las vías del tren, debido a la ausencia de información sobre los impactos del medio ambiente. En una reunión realizada en Ciudad Ixtepec y convocada por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), las autoridades del ejido Chivela dijeron que no permitirían las obras.

Las autoridades agrarias de San Juan Guichicovi, Albino Pedro Juan (presidente), Medardo Germán García (secretario) e Isabel Gutiérrez Joaquín (tesorera), señalaron que el proyecto del Corredor Interoceánico no ha sido consultado por las poblaciones indígenas que se ubican en la zona norte del Istmo de Tehuantepec.

Los trabajos del Corredor Interoceánico se prevén arrancar formalmente este 15 de marzo, adelantó en declaraciones a medios locales Rafael Marín, el responsable de dicho proyecto impulsado por el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador. Legalmente, dijo el asesor de Ucizoni, Carlos Beas, este programa no podrá iniciar mientras no cuente con su manifestación de impacto ambiental y existan amparos por resolver.

En días pasados, funcionarios del Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec (FIT) informaron sobre la adjudicación de contratos a 11 empresas, entre ellas cuatro españolas, para rehabilitar cinco tramos de la red ferroviaria que une a Medias Aguas (Veracruz), con el puerto de Salina Cruz (Oaxaca), que requerirá de una inversión de poco más de dos mil 600 millones de pesos.

Según la información del FIT, un contrato para rehabilitar 56 kilómetros del tramo de Medias Aguas (Veracruz) a Nuevo Ubero (Oaxaca), fue ganado por la empresa Construcciones Urales, en sociedad con la compañía Regiomontana de Construcción y Servicios, con un costo de 786.6 millones de pesos.

Un segundo contrato para rehabilitar 56 kilómetros del tramo Nuevo Ubero/Mogoñé (Oaxaca), fue ganado por la empresa La Peninsular Compañía Constructora, en consorcio con el Grupo Emprendedor Caltia y Ferropartes Industriales del Norte, con 809.9 millones de pesos. Un tercer contrato para reparar 44 kilómetros de Mogoñé /La Mata (Oaxaca), fue obtenido por la empresa Ferro Maz, consorciada con Constructora Torres y Asociados, Grupo Constructor Janus y Chiñas Construcciones, por un monto de 244 millones de pesos.

El cuarto contrato para rehabilitar 56 kilómetros de La Mata/Colonia Jordán (Oaxaca) lo ganó el Grupo Constructor Diamante, por un monto de 549 millones de pesos, mientras que el quinto contrato para reparar 56 kilómetros del tramo Colonia Jordán/Salina Cruz (Oaxaca), fue ganado por la empresa Construcciones y maquinaria SEF por un monto de 250 millones de pesos.

EL UNIVERSAL



378 Vistas