Cargando



Manuel Acosta, un talento en teatro



Domingo 24 de Mayo de 2020 7:18 am

+ -


MANUEL Acosta es un joven talentoso que desde niño contaba historias bajo las cortinas de su casa, que se convertían en enormes telones de teatro. Su vocación y enorme formación artística lo ha llevado a dar vida a magos, príncipes, duendes, soldados, extraterrestres y espantapájaros.
Además de ser actor de teatro, también es director. Con apenas 20 años de edad, creó la Compañía de Teatro Interdisciplinaria Código de Barras, de la cual han salido un ramillete de actores y puesto en escena más de 30 obras teatrales. Actualmente tiene dos sedes: una en Colima y otra en la Ciudad de México.
Para formarse artísticamente ha aprendido ballet clásico, danza folclórica, acrobacia, canto, violín, teclado, dibujo y pintura, que le han servido para interpretar a sus personajes, y lograr conectarse con los espectadores, generar catarsis y un cambio en la gente.
Manuel Acosta tiene 30 años de edad, aunque representa menos, es originario de Ciudad Guzmán, Jalisco, y egresado de la primera generación de la Licenciatura en Artes Visuales del Instituto Universitario de Bellas Artes de la Universidad de Colima. Ha actuado en cortometrajes y en más de 30 obras de teatro de la Compañía de Teatro Interdisciplinaria Código de Barras, y en otras producciones teatrales.
En noviembre de 2009 creó esta Compañía de Teatro, con un equipo de profesionales de las artes escénicas, estudiantes avanzados universitarios, así como niños y jóvenes. Con talleres de fin de semana imparten teatro, música, danza, acrobacia y artes plásticas para producir proyectos escénicos interdisciplinarios.
Acosta es director general, actor y diseñador de vestuario de esta compañía, y ha producido más de 30 obras, en Jalisco, Colima, Michoacán, Zacatecas, Sinaloa, Durango y la Ciudad de México.
En su enorme trayectoria artística ha sido actor y director en las obras de teatro Hansel y Gretel, de los Hermanos Grimm, en donde interpretó a Hansel; Pastores a escena, interpretando a Ángel Gabriel; El Banquete de los Muertos, de Antonio Argudín, dando vida a Ofidia; Hace ya seis años... El Principito, de Antoine de Saint-Exupéry, con el personaje de El Principito; y Viaje a Oz, de L. Frank Baum, dando vida al espantapájaros.
Así como en El cofre de los sueños, de Raziel Gutiérrez Rolón; dio vida a El soldadito de plomo; ¡Qué Plantón!, de Guillermo Méndez M. y Marina del Campo, con el personaje El mango petacón; Pinocho, niño de buena madera, de Carlo Collodi, con Gepetto y Arlequín, sólo por mencionar algunas de las obras.
En los escenarios de Colima se ha presentado en el Teatro Hidalgo, el Museo de Arte Contemporáneo Jorge Chávez Carrillo, el Teatro Alfonso Michel de Casa de la Cultura y Teatro Universitario Coronel Pedro Torres. Mientras, en la Ciudad de México en el Teatro Tepeyac, Foro Juana Cata, Teatro La Capilla, el Auditorio de la Casa de Cultura de Santa María la Ribera y el Centro Cultural José Martí.
CONTANDO HISTORIAS
Le encanta su profesión, y durante este aislamiento social a consecuencia de la contingencia por Covid-19, no se queda quieto y continúa haciendo lo que le gusta utilizando la tecnología, esperando que se suba el telón y salir a la actuación, como se señala en el video “Pronto se levantará el telón”, el cual participa y produce. En el video presentan una adaptación del poema de Francisco Martín, y participan integrantes y ex integrantes de la Compañía de Teatro Interdisciplinaria Código de Barras. También participó en el proyecto Desde la distancia…Contando con mis amigos, del actor y cuentacuentos Mario Iván Martínez. Ahí, Manuel Acosta, con ayuda de su familia y sin salir de casa, realizó una producción del corrido de Mario Iván Martínez, Los ratoncitos rancheros.
Utilizando su creatividad e interpretación contó que desde “San Martín de los Quesos llegaron unos ratones a la ciudad de los yerros a cumplir sus ilusiones”, presentando las escenas con títeres y objetos llamativos.
Mostró su talento en ¿Para qué crees que el ratón necesita los dientes?, de la sección de cuentacuentos en el programa de televisión infantil El jardín de los colibríes, por Songie Tv. 
Entrevistado por Diario de Colima, cuenta que desde la infancia le gustaba que sus papás lo llevaran a ver obras de teatro y al circo, ahí comenzó su gusto por las artes. Cuando era niño jugaba hacer obras de teatro con títeres que él hacía y utilizaba calcetines, hacía dibujos, los recortaba, ponía palitos de madera y las cortinas de su mamá se convertían en enormes telones, en donde presentaba historias que les contaba a sus hermanos, primos y amigos.
Sus papás al ver sus inquietudes artísticas lo llevaron a la Casa de la Cultura de Ciudad Guzmán para que aprendiera una disciplina artística.
Para él, ser actor es tener una gran responsabilidad con la sociedad, “es una persona que comunica emociones, cuenta historias, y a través de ellas conecta a las personas con las perspectivas, generan catarsis y un cambio en la gente. Creo completamente que el teatro cambia al mundo”.
Refiere que en su formación artística ha aprendido diferentes disciplinas, a través de cursos y talleres de ballet clásico, danza folclórica, acrobacia, canto, violín, teclado, dibujo, pintura, los cuales le han servido como una herramienta como actor, porque algunos de los personas que ha interpretado ha tomado esas herramientas para interpretarlos y cuando formo la compañía de Teatro Código de Barras.
El personaje de El Principito lo ha marcado más, porque gracias a él pudo presentarse con una temporada de teatro en la Ciudad de México, en la cual los apadrinó el actor Mario Iván Martínez. Gracias a este personaje se han abierto más puertas con diferentes proyectos profesionales en la Ciudad de México.
Para él, todos los personajes tienen una complejidad y “gracias a ellos se van aprendiendo más herramientas, pero uno de los personajes que me costó mucho trabajo fue Puck, de Sueño de una noche de verano, era un duende travieso que tenía que hacer acrobacias, pero lo más complicado era el texto porque estaba escrito en prosa muy elaborada, lo que le llevo varios meses de estudio”.
Sobre sus planes en el fututo, proyecta seguir produciendo obras de teatro con su Compañía Código de Barras, y buscar más proyectos de teatro y televisión y le gustaría entrar en el ámbito del cine como actor.
Así que aún habrá mucho que contar sobre este actor formado en Colima, y que actualmente también es tallerista de Teatro en el Centro Cultural La Pirámide del Programa PILARES, de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México.

Elena DEL TORO



2118 Vistas