Cargando



Pentágono pone a disposición la policía militar ante protestas en Minneapolis



Foto Internet

Sábado 30 de Mayo de 2020 9:45 am

+ -

Después de que habitantes de Minneapolis violaran el toque de queda, funcionarios del Departamento de Defensa informaron que uno 800 soldados se desplegarían en la ciudad si el gobierno les llama.


El Pentágono da el inusual paso de poner a la policía militar en alerta para ir a Minneapolis y calmar los disturbios que azotan EU.

Se les ordenó a los soldados de Fort Bragg en Carolina del Norte y Fort Drum en Nueva York que estén listos para desplegarse dentro de cuatro horas si se les llama, de acuerdo con tres personas con conocimiento directo de las órdenes. A los soldados en Fort Carson, en Colorado, y Fort Riley en Kansas se les ha dicho que estén listos en 24 horas. La gente no quería que se usaran sus nombres porque no estaban autorizados para discutir los preparativos.

Las órdenes de preparación se enviaron verbalmente el viernes, después de que el presidente Donald Trump le pidiera al secretario de Defensa Mark Esper opciones militares para ayudar a calmar los disturbios en Minneapolis después de que las protestas se convirtieron en saqueos e incendios provocados en algunas partes de la ciudad.

Trump hizo la solicitud en una llamada telefónica desde la Oficina Oval el jueves por la noche que incluía a Esper, el Asesor de Seguridad Nacional Robert O’Brien y varios otros. El presidente le pidió a Esper opciones de despliegue rápido si las protestas de Minneapolis continuaban fuera de control, según una de las personas, un alto funcionario del Pentágono que estaba en la llamada.

“Cuando la Casa Blanca pide opciones, alguien abre el cajón y las saca, por así decirlo”, dijo el funcionario.

La persona declaró que las unidades militares serían desplegadas bajo la Ley de Insurrección de 1807, que se utilizó por última vez en 1992 durante los disturbios en Los Ángeles que siguieron al juicio de Rodney King.

“Si aquí es donde el presidente se dirige en cuanto a la respuesta, representaría una escalada significativa y una determinación de que las diversas autoridades estatales y locales no están a la altura de la tarea de responder a los disturbios crecientes”, dijo Brad Moss, abogado, especializado en seguridad nacional.

Los miembros de las unidades policiales estaban en alerta de retirada de 30 minutos la madrugada del sábado, lo que significa que tendrían que regresar a sus bases dentro de ese límite de tiempo en preparación para el despliegue a Minneapolis dentro de cuatro horas. Las unidades en Fort Drum están programadas para dirigirse a Minneapolis primero, según las tres personas, incluidos dos funcionarios del Departamento de Defensa. Aproximadamente 800 soldados estadounidenses se desplegarían en la ciudad si se les llama.

Las protestas estallaron en Minneapolis esta semana después de que apareciera un video que mostraba a un oficial de policía arrodillado en el cuello de George Floyd. Más tarde, Floyd murió de sus heridas y el oficial, Derek Chauvin, fue arrestado y acusado de asesinato en tercer grado y homicidio involuntario el viernes.

Las protestas se tornaron violentas y el jueves los manifestantes incendiaron el Tercer Recinto Policial de Minneapolis cerca de donde fue arrestado Floyd. El alcalde Jacob Frey ordenó un toque de queda en toda la ciudad a las 8 pm a partir del viernes.

Desde entonces, los disturbios se han extendido por todo el país, con protestas, algunas violentas, en erupción en ciudades como Washington DC, Atlanta, Phoenix, Denver y Los Ángeles.

El gobernador de Minnesota, Tim Walz, ordenó desplegar 500 de sus tropas de la Guardia Nacional a Minneapolis, St. Paul y las comunidades circundantes.

Pero un portavoz del Pentágono dijo que Walz no solicitó el despliegue del Ejército en su estado.

“El Departamento ha estado en contacto con el gobernador y no hay ninguna solicitud para que las fuerzas del Título 10 apoyen a la Guardia Nacional de Minnesota o la policía estatal”. El Título 10 es la ley de los Estados Unidos que gobierna las fuerzas armadas y autorizaría a los militares en servicio activo a operar dentro de EU.

Alyssa Farah, directora de comunicaciones estratégicas de la Casa Blanca, dijo que el despliegue de la policía militar en servicio activo no es cierto.

“Falso: fuera del registro - el título 10 no está en discusión”, dijo Farah en una respuesta por correo electrónico.

La 16ª Brigada de la Policía Militar remitió las preguntas de la AP al Departamento de Defensa.

Los tres funcionarios con conocimiento directo del posible despliegue dicen que las órdenes están en un sistema clasificado, conocido como el enrutador de protocolo de Internet secreto o SIPR para abreviar.

A las fuerzas en servicio activo normalmente se les prohíbe actuar como agencia de cumplimiento de la ley nacional. Pero la Ley de la insurrección ofrece una excepción.

“La Ley de la Insurrección permitiría a los militares asumir una autoridad policial que de otra manera no se permitiría, haciendo cumplir las leyes estatales y federales”, dijo Stephen Vladeck, profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad de Texas que se especializa en derecho constitucional y de seguridad nacional.

El estatuto “es deliberadamente vago” cuando se trata de los casos en que la Ley de Insurrección podría ser utilizada, dijo. El gobernador del estado podría pedirle al presidente Donald Trump que tome medidas o Trump podría actuar bajo su propia autoridad si determina que las autoridades locales están tan abrumadas que no pueden hacer cumplir adecuadamente la ley, dijo Vladeck.

El Universal



1051 Vistas