Cargando



Desarrolla UdeC programa para cuidar la salud mental



Jueves 27 de Agosto de 2020 9:14 am

+ -


En videoconferencia presidida ayer por el rector de la Universidad de Colima, José Eduardo Hernández Nava, se presentaron las bases de un programa institucional que busca prevenir y contener los daños a la salud mental generados en alumnos, docentes, trabajadores de la Casa de Estudios y sus familias durante la pandemia por COVID-19.

A través de un boletín de prensa, se informó que en éste participarían estudiantes asesorados por expertos, así como profesionales del Departamento Psicológico del Centro de Desarrollo de la Familia Universitaria (Cedefu) y del IMSS.

La presentación fue hecha por Norma Angélica Moy López, directora de la Facultad de Psicología de la Universidad, quien dijo que el objetivo del “Programa institucional de promoción de la salud mental y apoyo psicosocial a la comunidad universitaria” es “reducir el estrés y mejorar la salud mental y el bienestar psicosocial de personas afectadas por Covid-19, de manera directa o indirecta”.

El grupo de expertos y expertas que desarrolló este programa se basó en la Guía del Comité Permanente entre Organismo (IASC) sobre intervenciones de salud mental y apoyo psicosocial (SMAPS) en emergencias Humanitarias y Catástrofes, que propone realizar un trabajo de intervención a partir de cuatro grandes líneas de trabajo.

La primera de ellas se refiere a considerar los aspectos psicosociales relativos a los servicios básicos y la seguridad. La segunda propone fortalecer los mecanismos de apoyo comunitario y familiares y la tercera, que es la que implica un mayor trabajo, se refiere a desarrollar mecanismos de apoyo focalizados (de persona a persona) y no especializados.

La última incluye servicios especializados, aquellos que ofrecen los profesionales. Se trata de un programa que atenderá desde las situaciones más leves de afectación a la salud mental, hasta casos que requieran de ayuda profesional. En el caso de la enfermedad de Covid-19, dijo la expositora, afecta no sólo en el tema infeccioso sino también la parte psicosocial y económica.

De acuerdo con hallazgos de las investigaciones más recientes, esta enfermedad, con el aislamiento social, genera en muchas personas cambios a nivel psicológico, como un aumento en la percepción de riesgo y el lavado compulsivo de manos, alimentos y artículos, o que se evite el contacto físico, se aumente el consumo regular de sustancias como el alcohol, y que se tengan cambios en los hábitos saludables (ejercicio, alimentación, estudio), trastornos de ansiedad excesiva y trastornos psicosomáticos e hipocondríacos.

Estudios recientes en la comunidad universitaria, agregó, encontraron que una cuarta parte de esta población presentó dolor de cabeza, sensaciones de falta de control, de poca satisfacción hacia las formas de realizar sus actividades y un tercio más dijo sentirse agobiada, con nerviosismo y mal humor.

También mostraron incapacidad para disfrutar de las actividades cotidianas y principalmente tuvieron insomnio.

Para evitar estos síntomas en los universitarios y promover la salud mental, dijo Norma Moy López, fue que decidieron proponer este ambicioso programa al que se irán sumando otras dependencias de la institución. Trabajarán a partir de objetivos específicos y de líneas generales para atender de la mejor manera a toda la población universitaria.

Hugo RAMÍREZ PULIDO



579 Vistas