Cargando



Palacio de Gobierno, testigo de la historia



Domingo 13 de Septiembre de 2020 6:57 am

+ -


EN Palacio de Gobierno se observa y se respira historia, pues hace 466 años fue la Casa Real, a un lado estaba la cárcel y al norte una casa habitación, que mandó construir el conquistador Hernán Cortés, y hace 143 años se colocó la primera piedra de este edificio histórico.
En la entrada principal de este monumento está una placa que reza: “Palacio de Gobierno. El Ayuntamiento de Colima, mandado fundar por Hernán Cortés en 1523, no disfrutó durante casi 30 años de una casa especial dedicada a este uso.
“En 1554, un visitador real informó al rey de España haber instalado una Casa de Audiencia (oficina del Ayuntamiento) en este lugar al que se conoció como Casa Real, en cuyo lado se localizaba la cárcel y al norte la casa habitación de los alcaldes mayores”.
Abajo está otra con la leyenda: “En el Siglo 19 el inmueble fue conocido como Palacio del Ayuntamiento, siendo demolido en 1877 por instrucciones del gobernador Doroteo López, para construir –en el mismo sitio– el actual Palacio de Gobierno de Colima, con el diseño y dirección del alarife (maestro constructor) Lucio Uribe”. Así, en este espacio estuvo la Casa Real, primera sede política del Virreinato en Colima, colindante, como ahora, con la sede de la Iglesia: la primera capilla católica que con el paso del tiempo se fue ampliando y modificando hasta convertirse en templo, parroquia, catedral y Catedral Basílica Menor.
En el terreno se ubicaron las casas de los conquistadores, la cárcel y la sede del Ayuntamiento o casas consistoriales (Actual Palacio de Gobierno y Catedral de Colima) que se construyeron hacia 1842 en los cimientos de la antigua construcción de la Casa Real, con modificaciones paulatinas, este espacio sobrevivió por más de 250 años.
En 1877, el gobernador Doroteo López dio instrucciones de construir el Palacio de Gobierno, bajo el diseño y dirección del alarife Lucio Uribe y Rosalio Banda. La primera piedra fue colocada el 14 de marzo de 1877 en medio del entusiasmo popular.
En 1889 se comienza el techado del segundo piso y la obra de albañilería de la fachada fue concluida. Mientras que en 1891 fue importado de Alemania un reloj Centenario para la torre del Palacio y ese mismo año fue inaugurado el reloj. La obra siguió hasta 1891, año en que entra en funciones como asiento del gobierno estatal, pero los trabajos siguieron durante algunos años más, quedando concluido hasta 1906 durante el mandato de Enrique O. de la Madrid.
De acuerdo a la Ficha Nacional de Catalogo de Monumentos Históricos Inmuebles del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), este inmueble de arquitectura civil relevante, es uno de los más notables de los edificios históricos de Colima. Está situado frente al Jardín de la Libertad, tiene además dos falladas, una por la calle Hidalgo y otra por el Jardín Torres Quintero.
“Construido totalmente de acuerdo a la corriente eclectisista de finales del Siglo 19, muestra elementos neoclásicos en su fallada, la cual está compuesta de dos niveles con portada central y rematada por una pequeña torre donde se aloja un reloj. “Al interior desarrolla su partido arquitectónico a partir de dos patios, en cada uno tiene un corredor y arcadas en ambos niveles”, de acuerdo a las observaciones del documento.
Palacio de Gobierno ha sido testigo de hechos relevantes de la historia nacional, tales como las Guerras de Reforma y el hecho de servir de asiento al presidente Benito Juárez y su Gabinete.
RECUPERAN EDIFICIO
El 26 de febrero de 2019, el gobierno estatal inició la remodelación de Palacio de Gobierno. Para lograr el proyecto trabajaron en conjunto arqueólogos e ingenieros, a cargo de la obra estuvo el arquitecto Manuel Villarruel Vázquez, coordinador nacional de Monumentos Históricos del INAH. Con las obras de remodelación se descubrieron elementos del Colima de ayer, que permanecían enterrados entre la construcción, como un patio lateral, sepultado desde hacía varios años entre escombros, cajas y aires acondicionados viejos. En ese mismo patio encontraron unas bases antiguas de estilo toscano, las cuales permanecían enterradas al menos 1.80 metros abajo del nivel del piso. Es probable que los hallazgos correspondan al Siglo 19. También localizaron una bala de cañón de plomo, hierro y piedra que debió formar parte de las antiguas defensas del Palacio.
De acuerdo a Manuel Villarruel, la intención es rescatar el edificio con sus características más originales, recuperar parte de la historia perdida en él, los acabados, espacios perdidos como un tercer patio, así como el aseguramiento estructural del edificio, que permitirá su uso seguro por la sociedad colimense. Una vez terminada la primera etapa de remodelación. A finales de agosto, el gobernador José Ignacio Peralta Sánchez, acompañado de funcionarios y autoridades, lo recorrió.
La planta baja se transformó, siendo ahora una galería y una galería de sitio, un auditorio y cabina, el corredor y patio, área de personal y bodegas, baños, vestíbulos y escalinata de ingreso, así como un espacio que se utilizará como cafetería y el patio tres, que se había perdido. Mientras en la planta alta, se instalaron galerías, el Centro de alto rendimiento de ajedrez, el corredor y patio, aulas de capacitación y un área que se utiliza para apoyo administrativo, entre otros espacios.
En un recorrido en el cual participó Diario de Colima, se constató que con la remodelación de la primera etapa de Palacio de Gobierno regresaron este edificio histórico a sus orígenes, mostrando los descubrimientos encontrados en los trabajos de restauración como un tercer piso, un tercer patio y una placa que reza “Viva Obregón, 1921”, la fecha en que Álvaro Obregón fue Presidente de México. La restauración hecha a la segunda sección de Palacio de Gobierno, abarca desde el reloj alemán que se encuentra en la fallada principal del edificio, la azotea del inmueble, así como el primer y segundo piso. Está pintado con la técnica de pintura de cal para no afectar la estructura con los colores originales del inmueble. Los espacios tienen “testigos” para que las personas observen cómo estaba el edificio original.
En el Museo de Sitio hay un espacio con escaleras para que las personas puedan bajar a observar y caminar por el nivel de antaño de Palacio, “en donde era más bajo el edificio, y se muestra el piso original, con luces especiales”, señaló la secretaria de Cultura, Oriana Zaret Gaytán Gómez.
La primera parte de remodelación abarca aproximadamente 50 por ciento del edificio, ya que aunque el área faltante es más amplia, en la primera parte resolvieron situaciones como la infraestructura pluvial y las instalaciones eléctricas para todo el edificio.
Con esta restauración y remodelación regresan el edificio a sus orígenes, como estaba cuando se construyó, y ahora tiene una vocación cultural, por tanto ya no serán oficinas de Gobierno.
Indica que nunca se le había hecho una restauración al inmueble, “se le habían hecho rehabilitaciones que eran para el mantenimiento y funcionamiento de las oficinas, pero ahora con la restauración se regresa al edificio a sus orígenes, a como estaba cuando se construyó”.
Antes de arrancar la obra, refiere, publica un Decreto que protege el edificio y le da una vocación cultural, “ahora tiene un vocación cultural”, para el disfrute de los colimenses, y se proyecta como un detonante cultural y turístico del estado.

Elena DEL TORO



966 Vistas