Cargando



Ex Hacienda del Carmen, edificio con historia



Domingo 22 de Noviembre de 2020 3:02 pm

+ -


CONSTRUIDA a finales del Siglo 19, la Hacienda del Carmen es un lugar de arquitectura imponente. Por sus pasillos caminaron el ex gobernador Enrique O. de la Madrid y su familia, tuvo una producción ganadera y agrícola importante. Es un lugar lleno de historia, misterios y leyendas. Está ubicada en la transitada avenida Miguel de la Madrid número 25, en Villa de Álvarez, hoy se le conoce como Ex Hacienda del Carmen. Es considerada monumento histórico inmueble por el Institutito Nacional de Antropología e Historia (INAH).
Es un edificio imponente, con jardines con fuentes, una fallada impresionante y una capilla, y en el interior un patio central con una fuente en el centro, y alrededor habitaciones. En sus paredes hay pinturas que retratan la vida en la hacienda en épocas pasadas. Actualmente la Hacienda del Carmen se encuentra en excelentes condiciones, pues fue reparada por sus propietarios y es sede de la Secretaría de Turismo del Estado. Sin embargo, durante muchos años estuvo abandonada y en pésimas condiciones, se cuentan, además, historias de fantasmas que deambulan por el inmueble.
SU HISTORIA
De acuerdo con documentos del Archivo Histórico del Municipio de Colima, en 1850 tenía el nombre de Hacienda Santa Gertrudis y era propiedad de D. Francisco Guerrero del Espinal y su esposa Rosa Moreno. El casco de la hacienda fue edificado en 1870 por el entonces su propietario Enrique O. de la Madrid Brizuela; llamándola Hacienda del Carmen, en ese año contaba con una superficie de 500 hectáreas, de las cuales 250 estaban perfectamente acotadas con una cerca de piedra.
“Contaba con magníficos pastos para la cría y engorda de ganado, razón la cual llegó a tener 300 cabezas que sirvieron para la cruza con razas como la Holstein y Durham; su establo tenía 200 vacas vientre y terneras, que producían bien renta”, refiere el documento. Esta hacienda era utilizada por su propietario como finca de recreo, destacando la casa grande por ser cómoda y bastante atractiva.
Una fracción de esta propiedad fue adquirida por herencia de María Castro, esposa de Enrique O. de la Madrid; y la otra parte por compra-venta efectuada según escritura otorgada por Salvador G. Corona, el 8 de febrero de 1897. En el Archivo Histórico del Municipio de Colima se encuentra un documento que refiere que la Hacienda Santa Gertrudis estaba formada por una casa con corredores y corral, además de varios potreros y huertas. Los potreros eran conocidos como San Gertrudis, Santa Bárbara o La Noria, La Capacha o del Burro y La Campana. En tanto las huertas como Santa Bárbara, La Presa y La Hacienda Vieja, que tenían sembradas palmas, mameyes, aguacates, naranjos, plátanos, limas y zapotes.
La Hacienda del Carmen, siendo propiedad de Enrique O. de la Madrid, incluía el rancho El Majahual, donde vivían los peones y las demás tierras eran utilizadas para el cultivo. De acuerdo a la Ficha del Catálogo Nacional de Monumentos Históricos Inmuebles de la Coordinación Nacional de Monumentos Históricos del INAH, en la Casa del Hacendado había una inscripción de pintura en el portal, que invitaba a los asistentes a observar las reliquias del edificio que data del siglo pasado.
Era habitado por Enrique O. de la Madrid, en compañía de su distinguida familia, que disfrutaba de la estimación colectiva, ya que don Enrique mereció la designatura como Gobernador de Colima, por el entonces presidente de la República, Porfirio Díaz.
“En 1927, debido a la Revolución Cristera, don Enrique y sus seres queridos se vieron en la necesidad de abandonar su propiedad, por lo que al transcurrir el tiempo, algunos techos se derrumbaron inclusive se robaron puertas. Durante varias décadas, sus herederas, señoritas Enriqueta y María de la Madrid, lo estuvieron ofreciendo en venta, pero debido al deplorable estado en que se encontraba, no obstante su precio (una oportunidad), nadie se interesó”. En 1960 el inmueble fue comprado aprovechando el bajo precio. Actualmente su propietario es Francisco Zaragoza de la Fuente.
RELATOS DE TERROR
Como se había dicho con anterioridad, el lugar estuvo totalmente abandonado por muchos años, y alrededor de él se cuentan historias terroríficas.
El portal Colima de Ayer da cuenta de una “cuando llega la noche ni los cuidadores actuales quieren entrar porque los que lo han querido hacer, desaparecieron sin rastro alguno, se habla de una dimensión paralela dentro de la cual los años son sólo minutos, como también horas”.
La razón es que se piensa que existe un tesoro, ya que hay muchos rumores de que dentro de la propiedad o en sus jardines está enterrado, muchos oportunistas han hecho pozos por el jardín intentando encontrarlo. Por las tardes las personas dicen haber visto el fantasma de una monja caminando tranquilamente por la hacienda. Todas las personas que desaparecieron en el laberinto de la hacienda siguen teniendo su alma en aquel lugar, según cuenta la leyenda, y no es extraño escuchar gritos y quejidos a través de las paredes.
En otro relato, refiere que los trabajadores, al terminar las cosechas, tenían que pagar una renta en productos por haber hecho uso de las tierras y a la vez tenían que vender el sobrante al hacendado al precio de él dispusiera.
“Inclusive había ocasiones en que si alguien se oponía a hacerlo, el mayordomo de la hacienda con sus ayudantes, dejaban que cargaran los productos, los alcanzaban, cortaban las sogas con que iban atados los costales y una vez en el suelo, los despedazaban con filosos cuchillos, quedando desparramados por el suelo maíz, frijoles, calabazas.
“Pero un día, varios de aquellos ofendidos capturaron a un hijo del mayordomo, lo subieron a una mula bruta, lo ataron y al soltar al animal, partió a toda carrera y lanzando coces y reparos, desapareció internándose en una tupida huizachera, por donde no se podía transitar. Nadie se dio cuenta de aquella venganza, con excepción de los individuos que planearon la realización de aquel horroroso crimen”.
Estas con algunas de las historias de la Ex Hacienda del Carmen, pero seguramente habrá otras de quienes la visitaron cuando se encontraba alejada de la ciudad.

Elena DEL TORO



760 Vistas