Cargando



“No es grave, es gravísimo”; reaccionan a reforma a ley de Banxico: Gabriela Siller



Foto Internet

Jueves 10 de Diciembre de 2020 6:44 pm

+ -

Seguramente la iniciativa surge para mejorar el funcionamiento del sistema financiero mexicano, pero al ser del terreno de Banco de México, lo mejor hubiera sido consultarlo y ver las mejores alternativas y tiempos para llevar a cabo la reforma: Gabriela Siller


El pleno del Senado aprobó la reforma a la Ley del Banco de México en materia de captación de divisas en efectivo.

Con ello, el banco central estará obligado a absorber los dólares en efectivo del sistema financiero que circulen provenientes de actividades turísticas, remesas y el excedente de los bancos que repatrían a sus corresponsales en el exterior, así como otros cuyo origen pudiera ser de procedencia ilícita, dijo Gabriela Siller, directora de Análisis Económico Financiero de Banco BASE en un reporte.

Actores del medio económico reaccionaron a la aprobación de Ley: Riesgos

De acuerdo con Gabriela Siller, existen tres riesgos relevantes:

•En primer lugar, cambiar la ley del Banco de México, sin consultarlo, puede llegar a interpretarse como una vulnerabilidad de su autonomía, sobre la cual recae la reputación, necesaria para la consecución del objetivo de inflación estable. Además, Banco de México, al ser el administrador de la política monetaria de México, representa uno de los pilares sobre los cuales se sustenta la confianza sobre nuestra economía.

•El segundo riesgo, es el cambiar, entre otros artículos, el 20, que dicta los activos en los que pueden utilizarse las reservas internacionales. Esto es especialmente importante, pues surge semanas después de que se sugiriera utilizar las reservas internacionales para comprar deuda de Pemex, lo cual de acuerdo a lo establecido en dicho artículo no está permitido. Las reservas no son un ahorro del gobierno y respaldan al dinero en circulación, por lo que usarlas en deuda de una empresa mexicana atentaría contra el respaldo del dinero en circulación. Asimismo, las reservas internacionales forman parte de la balanza de pagos, y en el pasado, su disminución llevó a México a desequilibrios que terminaron en crisis económicas.

•Finalmente, el tercer riesgo surge porque la iniciativa propone que el Banco de México reciba dólares en efectivo, que en caso de tener un posible origen ilícito pondría al banco central en riesgo de ser sancionado por instituciones internacionales, con la posibilidad de congelamiento de cuentas y activos, entre los que se encuentran las reservas internacionales.

Cabe destacar que las instituciones financieras se han encargado hasta ahora de recibir el efectivo proveniente de remesas y turismo y están sujetas a reglamentación en su operación, para prevenir el “lavado” de dinero.

Seguramente, la iniciativa surge para mejorar el funcionamiento del sistema financiero mexicano, pero al ser del terreno de Banco de México, lo mejor hubiera sido consultarlo y ver las mejores alternativas y tiempos para llevar a cabo la reforma, consideró Siller.

¿Qué hace Banxico?

El Banco de México tiene como objetivo mantener el poder adquisitivo de la moneda bajo un esquema de baja inflación. Para la instrumentación de la política monetaria la teoría económica dicta que existen tres herramientas: operaciones de mercado abierto, encaje legal y la tasa de interés. En la práctica, la tasa de interés es la que funciona como el instrumento.

Entre los activos del Banco de México se encuentran las reservas internacionales, denominadas en dólares, pero que de acuerdo al artículo 20 de la Ley del Banco de México pueden ser compuestas de 1) billetes y monedas metálicas extranjeros, 2) depósitos, títulos, valores y demás obligaciones pagaderas fuera del territorio nacional, considerados de primer orden en los mercados internacionales, denominados en moneda extranjera y a cargo de gobiernos de países distintos de México, de organismos financieros internacionales o de entidades del exterior, siempre que sean exigibles a plazo no mayor de 6 meses o de amplia liquidez, 3) créditos a cargo de bancos centrales, exigibles a plazo no mayor de 6 meses, cuyo servicio esté al corriente y de 4) derechos especiales de giro del FMI.

El Universal



520 Vistas