Cargando



El Archipiélago de Revillagigedo



Domingo 28 de Febrero de 2021 6:39 am

+ -


SUS islas siguen en formación, ahí habitan especies únicas como el perico socorro, bobos pataroja y enmascarados; sus aguas se mezclan con las corrientes de California y de Ecuador, en donde nadan tiburones, delfines y mantas gigantes: es el Archipiélago de Revillagigedo.
El Parque Nacional Revillagigedo tiene casi 15 millones de hectáreas, extensión equivalente más o menos al estado de Coahuila, ahí hay más de mil especies y se siguen descubriendo nuevas, señaló Javier Alejandro González Leija, director de este parque. En su participación titulada “Revillagigedo: un tesoro mexicano”, en el Festival Colima Sustentable, destacó la importancia de la preservación de este espacio único y extraordinario que conecta procesos y especies, y que sigue en formación.
El Archipiélago se encuentra entre 720 y 920 kilómetros al Oeste de Manzanillo. Está conformado por cuatro islas: Roca Partida, San Benedicto, Socorro y Clarión.
SU HISTORIA
Fue descubierto el 21 de diciembre de 1533 en dos naves: “La Concepción”, al mando de Diego Becerra; y “San Lorenzo”, bajo las órdenes de Hernando de Grijalva, cuya misión era explorar el Pacífico.
Las naves desembarcaron en la isla de Santo Tomás (hoy Socorro). Después, en 1542, Ruy López de Villalobos descubrió la isla de Santa Rosa (hoy Clarión), la más lejana de la costa, a mil 100 kilómetros de Manzanillo, Colima; en 1779 fue descubierta la isla Roca Partida, por el marino Joseph Camacho.
En 1793, Eduardo Colnett fue puesto prisionero por realizar una exploración en la isla Socorro, siendo liberado por el Virrey de la Nueva España, el Conde de Revillagigedo. En agradecimiento, Colnett nombró a las islas con el nombre de Revillagigedo.
Después, el 25 de julio de 1861, el presidente Benito Juárez expidió un decreto en el cual otorga al estado de Colima una concesión para explorar el Archipiélago Revillagigedo. En 1869, el gobernador de Colima, don Ramón de la Vega, autorizó a algunos extranjeros como John Smith a introducir 100 carneros y 25 cabezas de ganado vacuno, ya que el Gobierno del Estado no tenía recursos financieros para su transportación. Ante todo esto, se olvidaría la idea de colonizarlas y el Gobierno Federal volvió a tomarlas dentro de su jurisdicción.
En 1994 fue declarado Área Natural Protegida con carácter de Reserva de la Biosfera, y el 15 de julio de 2017 ingresó a la Lista de Patrimonio Mundial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). El 27 de noviembre de 2017 se publicó en el Diario Oficial de la Federación, el Decreto que convierte el Archipiélago de Revillagigedo en Parque Nacional.
PARAÍSO ÚNICO
Al describir el Archipiélago, Javier González refiere que las cuatro islas son volcánicas, tienen características particulares y asombrosas. La Isla Socorro es la más grande, y aquí se han encontrado nuevas especies. Tiene un volcán y una nube que forma una figura parecida a un sombrero. Se le conoce como la “isla nublada”. Tiene una gran diversidad de ambientes que van desde el pastizal hasta el bosque.
En tanto, la Isla Clarión es una roca monumento que es el peñasco más alejado del territorio nacional; Roca Partida, que está en el centro del parque, es uno de los principales atractivos y mejores espacios para bucear a nivel mundial. Mencionó que todas las islas espacios son indispensables para los procesos biológicos marinos e importantes para los tiburones y las mantas. “Estamos en presencia de islas vivas que siguen moldeando el paisaje, todos los días están cambiando su forma”, añade.
Agrega que tienen una fuerte restricción de la pesca, lo cual es benéfico para ciertas poblaciones de especies de importancia biológica y comercial. El objetivo es que se constituya como un área de refugio y de recuperación de especies. Es un espacio que conecta procesos. “Al estar por un lado bañado por las aguas de la corriente de California, que viene desde Canadá del mar de Bering, hasta la mitad del parque nacional, son aguas templadas frías; mientras por el sur llega la corriente de Ecuador, que dota de otras características, esto genera una riqueza única”.
La riqueza y la diversidad existentes en este espacio no se explican sino por las islas y la serie de procesos oceanográficos, conecta especies de regiones del país, Centro y Sudamérica. Hay especies migratorias y mamíferos marinos que desde ahí se trasladan a otras reservas como Galápagos, en Ecuador. La vida marina es extraordinaria con mantas gigantes, tiburones y delfines. Las cuevas de Roca Partida son usadas por los tiburones punta blanca y punta plateada para descansar.
Hay una especie endémica de pez clarión que son limpiadores, mantienen en buen estado la salud de los animales grandes. Mientras en las islas hay una diversidad de animales tanto migratorios como endémicos, entre estos últimos están el perico, los tecolotes y bobos enmascarados, “tenemos especies únicas y que son irrepetibles a nivel mundial”. En las islas anidan y crecen los bobos pataroja y los albatros, que son aves extraordinarias.
De acuerdo a la Comisión Nacional de Áreas Protegidas, entre las especies representativas de flora se encuentran churristate de playa, haba de playa, crotón, copal, cucubano, guayabillo, nopal, zapotillo, tabaco de Socorro, manzanilla de la muerte, mangle botoncillo, guayabillo de Socorro, cascarillo, lirio, tomatillo de Clarión, cacachila y campanita de Clarión. De fauna: el perico mexicano, así como los tiburones martillo, sedoso, puntas blancas, de galápagos y ballena; la manta gigante, además de las tortugas laúd, golfina, carey, verde.
También el caracol púrpura, damisela azul, ángel clarión, culebra chirriadora de Isla Clarión, lagartija de árbol de la isla Socorro, pardela de Revillagigedo, paiño negro, aguililla cola roja de Socorro, huilota clarión, tecolote llanero de las Revillagigedo, parula de Socorro, ballena jorobada, cachalote y chivirín saltarroca, de San Benedicto.
El pez tres aletas, tres aletas isleño, miraestrellas fisgona isleña, pez mariposa, pez cirujano de aletas rayadas, tiburón gambuso, lagartija de árbol de la isla Clarión, serpiente nocturna de Clarión, perico de Socorro, delfín nariz de botella, delfín listado, delfín moteado del Atlántico, fragata pelágica, albatros de Laysan y albatros de patas negras.
Las especies microendémicas son chivirín de Socorro, chivirín de Clarión y pleurothallis de las Revillagigedo; las endémicas son cenzontle de Isla Socorro, nopal del fuerte, paloma de Socorro, graminea y cachorrito del Bolsón.
González Leija expuso que los retos que enfrentan en el parque son hacer efectiva la prohibición de la pesca, que el turismo continúe pero de manera regulada, además de controlar las especies exóticas como los gatos ferales y el ratón doméstico.

Elena DEL TORO



764 Vistas