Cargando



IMSS Colima realizó seis obras en apoyo a la reconversión hospitalaria y destinó siete de cada 10 camas para atención de COVID-19



Foto Agencia

Martes 02 de Marzo de 2021 6:36 pm

+ -

Al rendir su primer informe, el doctor Edgar Javán Vargas Salazar afirmó que a pesar de la pandemia, se cuentan con finanzas sanas y se contrata más personal; el director general, Zoé Robledo, resaltó que la reconversión permitió evitar situaciones críticas y fue posible en coordinación con el gobierno de Colima; el gobernador José Ignacio Peralta Sánchez reconoció que en la emergencia sanitaria todas las instituciones de salud implementaron acciones extraordinarias


En atención a la pandemia por COVID-19, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Colima realizó seis obras en apoyo a la reconversión de Hospitales para la atención de pacientes COVID, con lo cual siete de cada diez camas se destinaron para pacientes con esta enfermedad y se ha cumplido con la política de cero rechazos, afirmó el doctor Edgar Javán Vargas Salazar, representante del IMSS en esta entidad.

Al rendir su Primer Informe de Actividades, acto al que asistieron el director general del IMSS, Maestro Zoé Robledo, y el gobernador José Ignacio Peralta Sánchez, el doctor Vargas Salazar destacó que la aplicación correcta de los recursos financieros y mantener finanzas sanas permitió la contratación de más de 600 plazas para áreas médicas y no médicas, además de incrementar la capacitación en temas de COVID-19, uso de nuevas tecnologías y sano retorno.

En el marco de la Primera Sesión Extraordinaria del Consejo Consultivo Delegacional de Colima, subrayó que en la actual administración se tienen metas claras y que en Colima se cumplió una de las máximas: “que no dejáramos a ningún paciente sin atender, siempre hemos tenido camas para atender por la pandemia. No hemos dejado de atender ninguno de los procesos ni situaciones que nos demanda nuestra derechohabiencia”.

También resaltó que en apoyo a la Operación Chapultepec se integró un equipo de 30 médicas, médicos, enfermeras y enfermeros que apoyaron en la etapa crítica de la pandemia durante diciembre, enero y febrero a la Ciudad de México, Estado de México y Baja California.

El doctor Vargas Salazar comentó que durante la emergencia sanitaria en el estado se implementó el programa “Infórmate de tu Familiar”, donde se realizaron dos mil 863 videollamadas y mil 231 llamadas telefónicas para acercar al paciente con sus familiares y estimular su recuperación.

Por su parte, el director general del IMSS, Zoé Robledo, destacó que el proceso de reconversión hospitalaria permitió evitar situaciones críticas y esto no habría sido posible sin una coordinación plena con el gobernador Ignacio Peralta Sánchez y todo su equipo de trabajo.

Indicó que una de las enseñanzas de la pandemia es que se debe seguir el crecimiento en personal, por lo cual se asignaron 113 plazas de médicos residentes para Colima.

Resaltó que se debe aumentar la infraestructura, como el Hospital de Manzanillo “donde ya están los trámites y los pasos que se deben de seguir para que sea una realidad” ante el crecimiento de la derechohabiencia.

Señaló que para reactivar la economía y el crecimiento del empleo en el contexto de la emergencia sanitaria, en Colima se otorgaron tres mil 393 Créditos Solidarios a la Palabra por un monto de 89 millones de pesos, “68 por ciento de esas empresas no dieron a nadie de baja de su personal y 10 por ciento incluso contrataron a más”.

Zoé Robledo agregó que con los convenios de cuota de pagos simplificados, 103 patrones de la entidad adoptaron este esquema en beneficio de dos mil 680 empleos; además, 949 empresas se registraron en la plataforma de Nueva Normalidad para lograr un sano retorno de sus trabajadores.

Agregó que para el IMSS en Colima sigue reanudar la operación y servicios para otras enfermedades distintas a COVID, impulsar los programas de consulta y cirugías en fines de semana, jornadas quirúrgicas, receta resurtible, medicamentos a domicilio y orientación telefónica.

En tanto, el gobernador José Ignacio Peralta Sánchez refirió que como parte de la respuesta inmediata para la atención a esta pandemia, se invirtieron recursos estatales por más de 130 millones de pesos para la adquisición de un Tomógrafo, 46 ventiladores de asistencia respiratoria, camas hospitalarias, monitores de signos vitales, entre otros aparatos especializados.

Para Equipo de Protección Personal, insumos y pruebas de laboratorio se destinaron más de 19.3 millones de pesos, a fin de salvaguardar la integridad del personal de salud en su labor diaria de atención y con ello cuidar al resto de la población, añadió.

Peralta Sánchez reconoció que en la emergencia sanitaria todas las instituciones de salud recurrieron a la implementación de acciones extraordinarias, y el Instituto Mexicano del Seguro Social no fue la excepción.

Como ya fue detallado en la presentación del presente informe de la Delegación IMSS Colima, fue necesaria la contratación de personal de manera temporal, la realización de acciones de reconversión hospitalaria, aplicación de pruebas PCR, entre otras, a la par de sus actividades rutinarias como altas, incapacidades y atención a pacientes con otros padecimientos, expuso.

El gobernador de Colima subrayó que estas acciones y la coordinación conjunta entre el IMSS, la Secretaría de Salud y otras dependencias evitaron el colapso de los servicios de salud en la entidad.

A la Primera Sesión Extraordinaria del Consejo Consultivo Delegacional de Colima también asistieron Luisa Obrador Garrido Cuesta, jefa de Oficina de la dirección general del IMSS; María Guadalupe Solís Ramírez, delegada estatal del Programa para el Desarrollo del estado de Colima; Raúl Antonio Martínez Llerenas, secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social (SNTSS) Sección XXV; así como directores de unidades médicas y Cuerpo de Gobierno Delegacional, subdelegados, entre otras autoridades institucionales y locales.

Agencias



539 Vistas