Cargando



Explica académica origen de los nombres y cómo se estudian



Domingo 13 de Junio de 2021 7:29 am

+ -


Durante el XIX Congreso Nacional de Estudiantes de Lingüística y Literatura (Conell) que tuvo como sede la Universidad de Colima, se impartió en días pasados la conferencia magistral “Antropónimos femeninos y cosificación”.
Estuvo a cargo de la académica Lucila Gutiérrez Santana, quien explicó cómo las personas pueden ser cosificadas o bien despersonalizadas con una palabra o nombre.
En la Lingüística, explicó, la disciplina que se encarga del estudio de los nombres de pila es la Onomástica, que a su vez abarca el estudio de nombres y apellidos (antropónimos), nombres de pueblos (gentilicios) y de lugares (topónimos), entre otros.
“Los nombres de personas, lugares, objetos y animales (reales o ficticios) obedecen a reglas sociales y lingüísticas que varían por regiones y tiempos; son estudiados por la Onomástica u Onomatología: la ciencia de los nombres”.
Señaló que la Onomástica contribuye a los estudios del lenguaje y su uso, clasificando sus objetos de estudio en tres grandes categorías: la toponomástica, la antroponomástica y la crematonimia, que estudian los nombres de lugar, de persona y de objetos, respectivamente.
A su vez, señaló que la posesión de un nombre propio ha sido desde tiempo inmemorial el privilegio de todo ser humano, y que dichos nombres desempeñan un papel tan importante en las relaciones humanas que, con frecuencia, “son dotados de poderes mágicos y rodeados de supersticiones y tabúes. 
“Las razones de la elección del nombre son, a la vez, lingüísticas (etimología, eufonía, norma de un dialecto y tiempo precisos) y extralingüísticos, ya que aluden con frecuencia a las historias de vida de quienes los eligen”.
En cuanto a la cosificación, explicó que se trata de un tipo de metáfora denigrante mediante la cual una persona es degradada con el nombre de una cosa, y se encuentra en el lenguaje común al igual que la animalización: “Así, podemos referirnos a un tonto como como tarugo, es decir, el trozo de madera inútil y sobrante que desprecia un carpintero”, ejemplificó.
Explicó el fenómeno de la “des-personificación” como un proceso lingüístico en el cual se rebaja a la persona a una posición inferior del ser (tomando al ser humano en el nivel más alto), siendo el caso de ciertas animalizaciones de personas.
“Si bien es más común que se encuentre en apodos, también se rebaja al ser humano al cosificarlo; una de las formas en que se le cosifica es al nombrarlo con sustantivos propios de objetos como piedras preciosas, lugares, flores u objetos de la vida cotidiana”, enunció.
LECTURA EN 
VOZ ALTA
Esta semana se realizó también la semifinal del noveno concurso de Lectura en Voz Alta en la delegación de Villa de Álvarez, como parte de la Jornada del Libro Universitario Altexto 2021 que organiza la Universidad de Colima. 
En esta ocasión, los ganadores fueron Leonardo Sánchez Velasco, del Bachillerato 33; Nirvana Monserrath Morales Tapia, del Bachillerato 32, y Jesús Ramsés Velasco Rincón, del Bachillerato 25.
Los tres representarán a la delegación Villa de Álvarez en la etapa final, a celebrarse el viernes 18 de junio en el Teatro Universitario de la Ciudad de Colima.

Hugo VELÁZQUEZ ROQUE



413 Vistas


Temas Relacionados