Cargando



Del plato a la boca, se cae la sopa



Yunuén Cuevas

Jueves 22 de Julio de 2021 1:55 pm

+ -


2 de marzo de 2189

Querido diario:

Los registros de mi x-watch indican que los niveles de glucosa están bajos. Mi mamá me regaña y dice que es porque no quiero alimentarme bien, “comete toda la sopa”, dicen sus mensajes; pero ese no es el asunto, lo que pasa es que la sopa no quiere. Así es, después de ganar el juicio sobre los derechos de los alimentos, la Sociedad de Sopas Unidas (SSU), en la décima asamblea de comida saludable, pusieron sus cláusulas sobre quién, cómo, cuándo y dónde deben de ser ingeridas. Y pensar que Quino hacía uso de ella en su parodia.


Y parece que esto va en aumento, la semana pasada Lu me dijo que en su escuela ya no vendían jícama ni pepino, porque se opusieron a ser bañadas de limón y chile, argumentando daño de integridad por modificación de sabor. La directora presentó una carta a la Comisión de Derechos Humanos, para solicitar el juicio a favor de una alimentación saludable para los terrícolas. Pero la lucha se ve difícil, la CDA, sí, la Comisión de Derechos de los Alimentos está dando pelea, ya hasta publicaron sus lineamientos para ser usados en comidas, ser expuestos o ingeridos, figúrate nada más.

 

Lineamientos para uso, exposición e ingesta de alimentos

Comisión de Derechos de los Alimentos

 

1.     Debemos de ser tratados con dignidad, desde la siembra, mantenimiento y cosecha. Ser producidos por temporadas, sin uso de químicos, ni alteraciones genéticas. Se prohíbe uso de luz, oxígeno, agua artificial y regeban o cualquier género musical que altere nuestro crecimiento. Se debe pasar por la aduana alimentaria todo sustrato que vaya a ser usado para nuestra producción.

2.     Se prohíben intermediarios en la venta de alimentos. Debemos de ser producidos directamente por un agricultor y ser adquiridos en el lugar de producción o puntos de ventas autorizados. Se prohíbe la venta a personas con antecedentes de uso ilegal.

3.     Cada uno de nosotros contamos con un seed-chip de contenido, donde se especifican las nutrientes que poseemos, los cuales no deben de ser modificados por el usuario. Si esto llegara a pasar será bajo su responsabilidad y se notificará, mediante el chip, a la Comisión Nacional de Vigilancia Alimentaria, para ser acreedor a las sanciones correspondientes.

4.     Nuestra conservación es elemental, por tal motivo será en equipos adecuados a la temperatura indicada. Cualquier uso fuera de estos lineamientos modifican la calidad del producto, lo cual expone al terrícola a riesgos y posibles enfermedades, de las cuales no nos hacemos responsables.

5.     La ingesta de alimentos dependerá de las necesidades del terrícola, marcadas en su registro diario. Para ello debe acudir a la central de alimentos de su ciudad y mostrar el registro, posterior a ello consumir el alimento otorgado sin excepción alguna.

Ayer me dijo Martí que le tocó ver una manifestación de sandías, pidiendo que sus derechos fueran respetados, llevaban pancartas con frases como: “Si no es mi temporada, no me eches esa mirada”, “Libertad para transitar en las calles sin ser manoseadas”, “Somos sandías, no humanos”. ¿Tú crees?

Y con esas me salió la sopa ayer, que no podía comérmela porque mis indicadores de glucosa estaban bajos y ella no era la indicada para subirlos, que fuera a la central a que me dieran algo azucarado. Ahora tendremos que buscar otro sinónimo para dichos como “Del plato a la boca se cae la sopa”, porque ésta se resiste a ser ingerida.

¡Ay no!, yo no sé dónde vaya a terminar esto, por el momento voy con Rob, dicen que vende sopa ilegal y de paso le pregunto por uno de esos tamales que prohibieron hace 100 años, que dizque por algo que se llamaba obesidad. 

Yunuén Cuevas



400 Vistas