Cargando



Hay trata de personas en Colima, no solo en películas



Jueves 07 de Octubre de 2021 8:42 am

+ -

La Universidad de Colima realiza la Semana Nacional contra la Trata de Personas; ayer se dictó la charla “Trata de personas en la Pandemia”


“Las víctimas (trata de personas) se convierten en propiedad de los tratantes, por lo que hay un mínimo o nulo respeto por los derechos humanos y la dignidad de la gente”, aseguró Griselda Rodríguez Salazar, coordinadora general del Comité Interinstitucional para la Atención a Víctimas de Trata de Personas en el Estado de Colima.
Con motivo de la 11ª Semana Nacional Contra la Trata de Personas, Rodríguez Salazar dictó ayer la charla virtual “Trata de personas en la Pandemia”.
La charla, organizada por el Centro Universitario de Estudios de Género (CUEG) de la Universidad de Colima, estuvo dirigida a jóvenes de bachillerato de esta Casa de Estudios.
Griselda Rodríguez definió la trata de personas como la comercialización de seres humanos con fines de explotación. 
Para que ésta se dé, explicó, debe existir un tratante o enganchador, una víctima y un cliente o consumidor.
Las víctimas de trata, agregó, “pueden ser cualquier persona; sin embargo, se ha evidenciado que los grupos más vulnerables son las mujeres, niñas, niños, adolescentes, indígenas y personas migrantes, quienes mediante mecanismos de control como amenazas, represalias, chantaje o aislamiento social, así como el suministro de drogas o alcohol y el uso de la violencia, son privados de su libertad. 
“También a través de engaños, ofertas de trabajo, secuestro o seducción”.
La maestra Rodríguez Salazar dijo que, durante la pandemia, “los traficantes de personas se adaptaron rápidamente a la llamada ‘nueva normalidad’, sirviéndose de las redes sociales más de lo que lo hacían para captar y explotar a sus víctimas”. 
En México, un informe de Trata de Personas 2019-2020 señala que “durante la contingencia sanitaria, los delincuentes utilizaron las redes sociales en un 22 por ciento de los casos como medio para enganchar a personas vulnerables.
“Los delitos van desde prostitución, trabajos forzados y el uso de menores, hasta la adopción ilegal”.
Exhortó a los jóvenes a que sean más cuidadosos a la hora de publicar fotos en las redes sociales o de compartir su ubicación; “en la pandemia estamos más inmersos en los medios digitales y eso los vuelve más vulnerables.
“Estén alertas, abran los ojos, el delito de trata existe, no solo en las películas o en otros estados, lamentablemente también aquí en Colima”.
Azucena Evangelista Salazar, directora del CUEG, destacó que habían considerado unas 300 personas conectadas, pero en algún momento llegaron a 900, “señal de que es un tema que despierta el interés de todas y todos y al que debemos estar atentos”.

Hugo VELÁZQUEZ ROQUE



436 Vistas