Cargando



Agradecen colimenses a la Virgen de Guadalupe



Lunes 13 de Diciembre de 2021 8:21 am

+ -

Destacan la importancia de mantener la tradición; comerciantes lamentan bajas ventas


Desde la madrugada del 12 de diciembre y durante todo el día de ayer, feligreses acudieron ante el altar de la Virgen de Guadalupe para agradecer por los milagros concedidos.
La mayoría tiene que ver con salud, así lo compartieron para Diario de Colima.
Ma. del Carmen Campos acude a ver a la Virgen ataviada con el traje típico desde hace más de 30 años y reconoció que es un día especial.
“Este año tuve cáncer. Voy saliendo de mis tratamientos y la Virgen me ha ayudado. He inculcado esta fe en mi familia”, compartió.
Mientras que Jhoana Ledezma es la primera vez que acude por apenas estar un año en Colima, sin embargo, se sintió emocionada de ir a ver a la Virgen de Guadalupe.
“Es muy hermosa esta tradición. Muy feliz de traer a mis hijas. Tengo mucho agradecimiento por la unión de la familia, especialmente en estos tiempos tan difíciles que se están enfrentando”, mencionó.
Martha Alicia Mondragón acude desde hace 15 años hasta el altar de la Virgen, acompañada de sus hijos.
“La Virgen es todo para nosotros, es la madre de los mexicanos. Nos da vida, salud”, compartió.
Dijo que para ella es muy importante que la tradición continúe entre su descendencia. “Aquí traigo a mi hija, a mi nieto y mi nuera. Me gustaría que toda mi familia continuara esta tradición”.
Además, los comerciantes instalados en los jardines que comprende la zona centro, manifestaron cómo fue este año, al regresar luego de la pandemia. Coincidieron en que hubo gran asistencia, sin embargo, esto no representó ventas importantes, pues la economía sigue afectada.
Emanuel Olivares, originaron de Texcoco, Estado de México, viene desde hace 10 años al Docenario Guadalupano y ofrecía gorditas de nata de las 3 de la tarde a las 11 de la noche, y este año mantuvo una venta regular.
“La venta fue regular y mejoraba los fines de semana”, dijo al considerar que al menos en su caso, eso fue bueno.
Jhonana Lucatero tiene un puesto de aguas frescas tradicionales dentro del Jardín Núñez desde hace más de 20 años, y mencionó que a pesar de que bajó la pandemia y la gente ya empezó a salir, aún no se recupera la economía.
El puesto que instala ofrece productos desde las 3:30 de la tarde hasta las 11 de la noche. “No toda la gente consumía. No todos los productos se vendieron. Hubo comerciantes que no alcanzaron buenas ventas. Los que venden nacimientos no vendieron como otros años”.
Rosa Elena Mejía Sánchez, desde hace 12 años vende figuras de nacimientos y dijo que la gente que consume sus productos no supo que se habían puesto.
“Eso nos afectó, porque hay gente de la tercera edad que no tiene redes y no se entera de que ya nos ponemos. Estamos viendo si nos dejan ponernos un fin de semana más”, explicó.
Mariana Nolasco de la Cruz dijo que lleva 10 años viniendo del Estado de México y este año fue el más difícil. “La gente no tiene dinero. No hubo buena venta. Nos poníamos de 8 de la mañana a las 12 de la noche. En años pasados veía más gente. No sé si sea la pandemia o la economía que está muy afectada”, expresó.

Manolika SILVA ROSALES



272 Vistas