Cargando



Prohibido besar, de Julio César Zamora*



Avelino Gómez

Viernes 21 de Enero de 2022 10:15 pm

+ -


El escritor Julio César Zamora no pierde la cuenta de los giros que da el mundo. Su mirada escudriña la realidad para tomar un detalle, un personaje o un suceso que después llevará al terreno de la literatura. Su particular manera de abordar el oficio se hizo notoria desde la publicación de Errante corazón urbano (2009), un conjunto de narraciones que jugaban con aproximaciones a la crónica, la memoria y el ensayo.
          En su reciente libro, Prohibido besar (Puertabierta, 2021) nuevamente Julio César Zamora sorprende con un puñado de historias que el escritor atrapó durante el primer año de la pandemia del Covid-19. Y resueltamente las confinó en no más de cincuenta páginas.
         Narraciones breves, estructurados con recursos literarios y periodísticos, y donde el uso del lenguaje juega un papel determinante. La de Julio César Zamora es, en Prohibido besar, una escritura limpia y justa. Como si con el cuidadoso uso de la palabra el autor buscara revertir la afasia causada por un confinamiento que parece no terminar.
       En estas narraciones no hay finales sorpresivos. Hay sin embargo un efectivo discurso literario que recrea emociones, sentimientos e inteligencias de personajes anclados en la realidad pandemémica, que no es otra que esta en la que también estamos anclados los lectores.
         Hombres y mujeres enclaustrados. Músicos e indigentes que buscan sobrevivir. Jóvenes que le apuestan al amor y que se revelan ante las medidas restrictivas. Taxistas y enfermeras que pasan de la solidaridad al enamoramiento. Hombres solitarios que, en medio de la pandemia, leen a Ciorán, prolongando con ello el absurdo. Intelectuales y filósofos que reflexionan y conversan sobre la vida en tiempos de emergencia sanitaria.
          No hay tramposos subterfugios verbales en Prohibido besar. Es una narrativa bien lograda que apela a la claridad frente a la pandémica oscuridad. En estas historias, construidas con eficiente dominio de la palabra, nos acercamos a la psique de quienes contemplan un orbe en el que corre una simulación del Apocalipsis. Esto es, en gran medida, el logro de Julio César Zamora, adentrarse en la emoción y la razón de sus personajes para darles su justo papel en un mundo de temores, tedios y angustias.
         Para aquellos lectores que están deseosos de saber qué tipo de literatura arrojará el impasse sanitario, Prohibido besar puede considerase el anticipo de las novelas, poemarios y cuentarios que no tardan en ir apareciendo aquí y allá para contar lo que vivimos. Y Julio César Zamora ha llegado primero. 
 
*Texto publicado por el autor en su página web godú.mx
 
 

Avelino Gómez



557 Vistas