Cargando



Reportan fuga de 4 toneladas de refrigerante para muro de hielo subterráneo de planta de Fukushima



Foto Internet

Sábado 22 de Enero de 2022 10:53 pm

+ -

NHK reportó que la barrera está destinada a bloquear el flujo de agua subterránea hacia los edificios del reactor que resultaron dañados como resultado del terremoto y tsunami de 2011


Una solución de refrigerante utilizada para crear un muro subterráneo de hielo alrededor de la central nuclear de Fukushima Daiichi se filtró.

NHK reportó que la barrera está destinada a bloquear el flujo de agua subterránea hacia los edificios del reactor que resultaron dañados como resultado del terremoto y tsunami de 2011.

Tokyo Electric Power Company, siempre de acuerdo con el medio, ha usado una solución de cloruro de calcio para mantener la barrera y ha estado almacenando el líquido a menos 30 grados centígrados en cuatro tanques; sin embargo, los niveles en dos de ellos cayeron el 16 de enero.

La empresa dijo que sus trabajadores encontraron un charco de la solución cerca de la pared y estimaron que se habían filtrado aproximadamente 4 toneladas. La compañía detalló que el muro sigue siendo capaz de mantener fuera el agua subterránea, porque pasarán varios meses antes de que la barrera comience a descongelarse.

Tepco indicó que la tubería que circula la solución puede haber sido parcialmente dañada, y concluyó que identificará la sección dañada y la reparará lo antes posible.

En 2016, el 31 de marzo, TEPCO activó el "muro de hielo" subterráneo generado en torno a la planta para evitar la acumulación y filtración de agua contaminada.

En 2020 se informó que el agua subterránea llegaba de una montaña cercana, que se precipitaba en las instalaciones y generaba cantidades masivas de líquido radiactivo.

Ahora, está atenuado, en parte gracias a la construcción de un "muro de hielo", de un metro de espesor, cerca de un kilómetro de largo y de una profundidad de treinta metros.

"Todo el mundo nos decía que sería muy complicado, teniendo en cuenta la longitud del perímetro a congelar, pero finalmente lo logramos gracias a técnicas utilizadas en Japón para la perforación de túneles: a medida que el túnel avanza, su borde se congela para evitar que se desplome", explicó entonces un ingeniero de Tepco.

En 2020, la central Fukushima Daiichi recibía cada día a entre 4 mil y 5 mil trabajadores, en su mayoría subcontratados por Tepco, además de asalariados de esta compañía. Eran 8 mil durante la difícil construcción del muro subterráneo.

Ejercían funciones muy diversas.

Algunos vuelven al último pueblo desierto

Cinco exresidentes de la última localidad despoblada cerca de la accidentada planta nuclear japonesa de Fukushima volvieron el jueves de esta semana a vivir en el sitio por primera vez desde el desastre de 2011.

Imágenes de televisión mostraron a los retornados inspeccionando los edificios de Futaba y uno de ellos probó el funcionamiento del tubo de agua frente a su casa.

"¡Está saliendo! Es la primera vez en 10 años y 11 meses que sale agua", exclamó.

Tras una extensa campaña de descontaminación, varias zonas alrededor de la planta en el noreste de Japón fueron declaradas seguras, luego de que un enorme terremoto y tsunami provocaron un derrame nuclear.

Futaba, cuya población de unos 5 mil 600 habitantes debió huir por temor a la radiación, era el único municipio aun desierto en la región de Fukushima.

Las restricciones fueron levantadas en una pequeña parte de la localidad en marzo de 2020, y el gobierno abrirá otras zonas en los próximos meses.

Un funcionario local dijo a AFP que cinco personas de cuatro casas regresaron a vivir en Futaba a modo de prueba, de un grupo de 15 personas que se postularon al plan para repoblar la localidad de forma permanente.

El grupo había ido previamente a Futuba pero el jueves fue la primera vez que lo hicieron con la intención de pernoctar.

Podrán vivir en sus casas a modo de prueba al menos hasta junio, cuando se abran otras áreas y su residencia sea permanente, explicó el funcionario.

El plan "busca asegurar que los residentes puedan vivir sin problemas, por ejemplo, revisando que las alcantarillas funcionen bien y que haya instalaciones para sostener la vida cotidiana", indicó a AFP un funcionario de apoyo a los residentes de Fukushima.

Más de 18 mil 400 personas murieron o desaparecieron luego del terremoto de magnitud 9, seguido de un tsunami el 11 de marzo de 2011, que causaron el desastre nuclear en la planta Fukushima Daiichi.

Algunos pobladores evacuados no han querido regresar pese a la descontaminación, temerosos de que quede algo de radiación o porque se instalaron en otros sitios.

El Universal



605 Vistas