Cargando



Siempre hemos destacado en la ciencia



Martes 08 de Marzo de 2022 8:18 am

+ -


La participación de la mujer en el ámbito científico (ingeniería, tecnología) ha sido grande desde el principio de los tiempos, en el aspecto experimental, teórico, en el desarrollo de herramientas matemáticas y de software.
Así lo aseguró la científica María Elena Tejeda Yeomans, quien dijo que el problema no es que la mujer participe o no lo haga, sino el reconocimiento de este trabajo, la falta de visibilización de sus aportaciones.
“Que ante la participación activa de las mujeres en diferentes tareas del trabajo científico, se les reconozca en documentos, en los reportes de resultados, en los premios que se dan y en todos los aspectos que tienen que ver con la real visibilización de toda la participación a lo largo de la historia”, expuso.
Agregó que existe un avance enorme en las estructuras de trabajo en la ciencia. Hay una gran de participación de mujeres en áreas como la astronomía, la salud, química y biología.
“Pero también existen otras en las que no, por ejemplo las matemáticas, la física. No se alcanza la paridad en todas las áreas”, compartió la científica.
Tejeda Yeomans explicó que la mujer en Latinoamérica tiene que cargar con muchas tareas que se le han asignado históricamente, pero que le tocan a todo mundo.
Por ejemplo, tareas del hogar, cuidado de hijos, los enfermos, el bienestar de una familia, aunque no es función única de ella.
“Las mujeres desde siempre han tenido inquietudes por la ciencia, pero en esos ámbitos se tiene que luchar por los estereotipos.
“En la ingeniería existe todavía el estereotipo de que principalmente las cosas que se hacen ahí, las hacen mejor los hombres.
“En la física y matemáticas se tiene la idea del científico, hombre, blanco, tipo Albert Einstein. Entonces para la mujer en Latinoamérica existe la carga social de su rol desde que nace la niña y se le va preparando para que sea una cuidadora o madre de familia”, enfatizó.
“A mí me queda claro que son los espacios y los entornos los que tienen que cambiar, porque la mujer siempre ha tenido interés por todo tipo de tarea, tanto intelectuales como diseño de producción de prototipos.
“La mujer siempre ha tenido interés en todas las actividades intelectuales y de planeación, organización, investigación.
“Me queda claro que más bien es la sociedad y los sistemas en los que la mujer tiene que desempeñarse, los que le ponen una carga más grande y a la larga va empujándolas hacia otras carreras o simplemente hacia que abandonen sus estudios para hacerse cargo de sus familias o a que no puedan alcanzar posiciones de liderazgo dentro de sus profesiones”, comentó.
Sobre el futuro para las mujeres, Tejeda Yeomans se siente optimista. “Las nuevas generaciones han logrado avanzar en muchos de los espacios. Las estudiantes jóvenes son mucho más activas, están más informadas de sus derechos.
“Son mucho más vocales en la protesta y defensa de sus derechos. Esta manera de protestar ha generado una serie de cambios estructurales, legales y sociales que van a permitir que las futuras generaciones de mujeres no vayan a tener las cargas que se les dieron solo por ser mujeres”, dijo.
Añadió que “yo me siento muy feliz de que al menos las mujeres que están en las aulas en este momento, que se están formando para ser profesionistas, van a estar en entornos laborales profesionales, en los que está claramente estipulado cómo los espacios deben ser totalmente seguros”.
Al recordar cómo ha ido ganando espacios y reconocimientos la mujer, María Elena Tejeda Yeomans admitió que en todas las profesiones se ha cuestionado la capacidad intelectual.
“Y la ciencia no es la excepción, hay espacios en los que hay personas de otras generaciones que todavía tienen la idea incorrecta en torno a un problema científico y quién está opinando.
“En la ciencia lo que es relevante es la información, la discusión, no la persona que lo emite. Todavía hay gente que piensa que si una solución salió de la boca de una mujer, pues hay que consultar con un experto, o lo pone en duda”.
Agregó que a veces sucede que en espacios científicos si una mujer opina sobre un tema, no se le da ese mismo peso que cuando un hombre dice exactamente la misma idea o el mismo comentario, y no es hasta que lo dice el hombre, que se da la discusión.
“En mi experiencia, eso cada vez es menos notorio. Ya hay mucha más sensibilización de los científicos y las científicas a estas problemáticas y más maneras de garantizar espacios seguros para trabajar y para buscar de manera paritaria, puestos de liderazgos dentro de estas profesiones”.
Como integrante de la comunidad científica, Tejeda Yeomans compartió que se debe promover el avance de las ideas y propuestas intelectuales, más allá de que quien las emita sea hombre o mujer.
“Mi meta es lograr que todos, hombre y mujeres, nos demos cuenta que el avance científico requiere de las mejores ideas que vengan de las mejores mentes. Y debemos evitar que esa mentes se vayan de la ciencia”.
María Elena Tejeda Yeomans es profesora-investigadora titular A de la Facultad de Ciencias-CUICBAS de la Universidad de Colima.
En 1997 se graduó de la Licenciatura en Física de la Universidad de Sonora. Realizó el doctorado en la Universidad de Durham en el Reino Unido, donde trabajó en el Institute for Particle Physics Phenomenology y obtuvo el doctorado en 2001 con especialización en Cromodinámica Cuántica.
Posteriormente, realizó una estancia posdoctoral en el C.N. Yang Institute for Particle Theory de la Universidad de Stonybrook en Nueva York. Después fue profesora en el Departamento de Física de la Universidad de Sonora, en el Cuerpo Académico de Partículas y Cosmología.
Actualmente, es profesora-investigadora de tiempo completo en la Facultad de Ciencias de la Universidad de Colima.

Manolika SILVA ROSALES



356 Vistas