Cargando



La Fiesta del Libro


Guadalajara, Capital Mundial del Libro.

Julio César Zamora/ Día Mundial del Libro

Viernes 22 de Abril de 2022 9:13 pm

+ -


Cuando intervienen los números, se pueden despejar dudas. Mas las coincidencias entre números, las hacen resurgir con un misterio que tal vez ni los mismos dígitos podrían aclarar. Algo así sucede con las fechas.

El Día Internacional del Libro tiene un origen español, por la iniciativa del escritor valenciano Vicente Clavel al proponer en 1923, ante la Cámara Oficial del Libro de Barcelona, dedicar un día de cada año a celebrar la Fiesta del Libro. Dos años después, el también periodista y editor reiteró su propuesta en Cataluña y en Madrid.

La fecha designada fue el 7 de octubre, por creerse entonces que era el día de nacimiento de Miguel de Cervantes Saavedra, autor del Quijote. Fue así que el rey Alfonso XIII, el 6 de febrero de 1926, aprobó y firmó el Real Decreto en el que se estipulaba que el 7 de octubre de todos los años se conmemoraría el nacimiento de Cervantes con una fiesta dedicada al libro español.

Durante casi un lustro se celebró en esta fecha, hasta que surgieron las dudas sobre la fecha exacta del nacimiento del maestro de las letras castellanas; pero también porque al ser una festividad callejera, se prefería que fuera en época primaveral, no en el sombrío otoño. Entonces se hizo un replanteamiento y para 1930 se acordó cambiar la Fiesta del Libro al 23 de abril de manera definitiva. A partir de ahí comenzaron actividades como publicación de novedades y organización de actos con firmas de ejemplares con los autores.

 

¿POR QUÉ EL 23 DE ABRIL?

 

La respuesta es 1616. Y aquí empiezan las coincidencias de los números, o analogías, como se les quiera llamar. Que hablen los matemáticos. También los filósofos y los astrólogos. Porque el origen resultó la muerte, y el final el nacimiento. ¿Cómo? En 1616 murieron tres grandes de la literatura universal: Miguel de Cervantes, William Shakespeare y el Inca Garcilaso de la Vega. Pero además, en el mismo día: 23 de abril. En realidad el escritor de El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha falleció el 22, pero fue enterrado un día después. En aquel entonces se anotaba en la partida de defunción la fecha del enterramiento, no de muerte.

Otra aparente ironía es que la probable fecha de nacimiento de Shakespeare fue también un 23 de abril, de 1564, pero en el calendario juliano (3 de mayo en el gregoriano). Existen muy pocos hechos documentables biográficos del dramaturgo, pero se cree factible que ese día haya nacido. Lo que sí se puede afirmar es que fue bautizado en la Iglesia de la Santísima Trinidad en Stratford-upon-Avon, Warwickshire, el 26 de abril de ese mismo año, donde falleció 52 años después, ¡recién cumplidos!

Hasta 1582 imperó el calendario juliano en el mundo occidental, introducido por el emperador romano Julio César desde el 45 a.C, pero cuando el papa Gregorio XII crea el suyo, el gregoriano, rápidamente fue implementado en países católicos como Italia, España, Francia y Portugal. Reino Unido lo adoptó hasta 1752. Es decir, en 1616, cuando murieron los dos escritores, ambos países se regían por calendarios que diferían en 10 días.

Poco más de cuatro siglos después, en 1995, a sabiendas de lo anterior, el gobierno español presentó a la Unesco la propuesta de la Unión Internacional de Editores para establecer esa primaveral fecha como Día Internacional del Libro, aprobándose ese mismo año con el nombre oficial de Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor.

Lo irónico es que al final resultó ser una fecha más representativa del escritor inglés que del escritor español (origen de la festividad), basados en el calendario juliano. Pero si se atiende al calendario gregoriano, entonces es más significativa para el autor latino, Gómez Suárez de Figueroa, renombrado como Inca Garcilaso de la Vega, escritor e historiador de ascendencia hispano-incaica nacido en el territorio actual del Perú, por ser el único que realmente murió el 23 de abril. Pero eso ya es lo de menos, lo importante es que la Fiesta del Libro es mundial.

Lo extraño es que los dos escritores más importantes de la literatura universal, Miguel de Cervantes y Shakespeare, referentes de la lengua española e inglesa, autores de las obras más leídas y representadas en el mundo, existieran en el mismo tiempo y fallecieran en el mismo año: 1616, número doble o pares: 16-16.

 

GUADALAJARA

 

En 1996, la Unesco promovió una nueva iniciativa relacionada con el mundo de las letras: el nombramiento anual de una ciudad como Capital Mundial del Libro. La decisión la toman la Unión Internacional de Editores, la Federación Internacional de Libreros y la Federación Internacional de Asociaciones de Bibliotecarios y Bibliotecas.

Las ciudades designadas por la Unesco se comprometen a promover el libro y la lectura organizando actividades a lo largo de todo un año.

La primera ciudad elegida, en 2001, fue precisamente Madrid. En 2021 fue Tiflis (Georgia). Y para este 2022 es nada más y nada menos que Guadalajara, la vigésimo segunda ciudad en ostentar este título, junto con Alejandría (2002), Nueva Delhi (2003), Amberes (2004), Montreal (2005), Turín (2006), Bogotá (2007), Ámsterdam (2008), Beirut (2009), Liubliana (2010), Buenos Aires (2011), Ereván (2012), Bangkok (2013), Port Harcourt (2014), Incheon (2015), Breslavia (2016), Conakry (2017), Atenas (2018), Sharjah (2019) y Kuala Lumpur (2020).

 

ZAZIL: En tu hermoso y anhelado nacimiento, hace un año, tres meses y once días, también vi maravillosas coincidencias en los números: 12-1-21… ¿Cuál será tu libro favorito? Espero sean muchos.

Julio César Zamora



375 Vistas