Cargando



Valoran mujeres el alto privilegio de ser madre



Martes 10 de Mayo de 2022 8:30 am

+ -


La doctora Celia Cervantes Gutiérrez es profesora-investigadora de la Universidad de Colima. Actualmente, es profesora de la Facultad de Trabajo Social y coordinadora académica del Bachillerato 15.
Compartió para Diario de Colima que los principales retos que enfrenta como madre, son conciliar la vida laboral con la familiar, especialmente en una profesión tan demandante y comprometida como la docencia.
“Sin duda alguna, toda vez que el trabajo como docente implica no solo las horas frente a grupo, sino la preparación y revisión de trabajos del alumnado”, comentó.
La académica agregó que su Alma Máter, la Universidad de Colima, le ha dado la oportunidad de desenvolverse también en la producción de programas de radio, en la otrora Dirección General de Producción en Medios de Comunicación Social, hoy Universo FM 94.9.
A través de la producción de programas como “Campo Abierto”, “Extramuros” y “GénEros” tuvo más acercamiento con la problemática social.
“Han sido muy gratas experiencias que hoy aquilato, porque constituyeron la ocasión para pensar lo social, contribuir a la prevención de problemáticas familiares, de pareja o salud sexual y reproductiva, así como a la sensibilización, prevención y formación de nuevas formas de ser más humanas y humanos”.
Desde 2017 a la fecha, como coordinadora académica de un plantel de educación media superior está en permanente contacto con adolescentes, madres y padres de familia, con quienes interactúa tratando de aportar a su proyecto de vida personal y familiar.
La doctora Celia es madre de tres jóvenes, uno de 30, otro de 28 y uno más de 21, y expresó que para afrontar el reto de trabajar y atender a sus hijos fue indispensable el apoyo familiar.
“Fueron dos aspectos clave gracias a los cuales pude afrontar el reto de ser madre y profesionista: Primero, el apoyo de mis hermanas, que cada día de varios años cuidaron de mis pequeños durante las tardes.
“Y la Estancia Infantil de la Universidad de Colima, servicio de excelencia con el que conté para cada uno de mis tres vástagos, desde los 2 meses hasta sus 4 años de edad. Solo así las profesionistas podemos insertarnos en la población económicamente activa y fortalecer la propia trayectoria laboral.
“Más cuando por circunstancias que tocan al 29 por ciento de los hogares con jefatura femenina en el estado de Colima, en los que somos mujeres en el rol de madres-trabajadoras quienes somos responsables de la crianza y economía del hogar, ello originado por rutas de vida como la soltería, viudez, separación o el divorcio”, expresó.
La investigadora admitió que nunca han existido condiciones favorables para el desarrollo armónico de las mujeres y menos para aquellas que son esposas-madres.
“A pulmón hemos asumido la doble y triple jornada de trabajo para salir adelante. La historia humana es un tejido naturalizado de la inequidad de género.
“La educación, sea formal o informal, pública o privada, familiar o comunitaria, es el medio por el que se asumen valores y prejuicios que justifican formas de comportamiento”, asentó.
Sin embargo, reconoció que sí se han notado avances en el reconocimiento de sus derechos como madres de familia.
“Afortunadamente, se aprecian gracias al avance de la agenda de género en la administración pública federal, local y municipal, a la participación política de las mujeres que han impulsado reformas legislativas para combatir diversos tipos de violencias y la generación de oportunidades educativas y laborales”.
Enfatizó que ser madre es un alto privilegio. “Como madres aspiramos a no más existencias en simulacro permanente: Ser madre es un alto privilegio, tanto así como ser padre, mas nuestra vida no debe achicarse por dejar otros espacios de desarrollo humano para cumplir roles, papeles y estereotipos que atan a las mujeres a la esfera doméstica”.
Como mujer, la doctora Celia Cervantes manifestó sus más nobles anhelos. “Anhelo vivir sin sobresaltos por la inseguridad pública que ha empañado la vida cotidiana de nuestro otrora pacífico estado de Colima.
“Que cesen y se haga justicia ante las múltiples violencias, incluida la feminicida, así como las muertes vinculadas al narcotráfico, sucesos que han trastocado la dinámica social, educativa y productiva.
“Más allá de partidos y colores, como madre de familia deseo que la administración municipal, estatal y federal gobierne para toda la población, que generen resultados positivos en obra pública, seguridad y generación de empleos para las nuevas generaciones.
“Esas generaciones merecen una oportunidad de inserción digna en la población económicamente activa y vivir sin incertidumbre, angustia y miedo a salir de casa”, concluyó.

Manolika SILVA ROSALES



311 Vistas