Cargando



En Argentina, detienen a una mujer por dar falsa amenaza de bomba en aeropuerto, para que su novio no perdiera su vuelo



Foto Internet

Sábado 28 de Mayo de 2022 12:48 pm

+ -


Uno de los temores más grandes que surgen cuando tenemos que tomar un vuelo, es llegar tarde al aeropuerto y perder el avión. Una distracción podría costarnos caro, sobre todo, si el destino es alejado y el precio del boleto elevado.

Hay personas que son capaces de hacer todo por no perder su vuelo, incluso, de lanzar amenazas de bomba y movilizar a decenas de oficiales en el aeropuerto.

Esto fue lo que hizo una mujer de 22 años de edad, lanzó una falsa alarma de bomba en el aeropuerto Internacional Ministro Pistarini, mejor conocido como Ezeiza, en Buenos Aires, Argentina, para que su pareja no perdiera su vuelo a Bogotá, Colombia.

El Call Center de Aeropuertos Argentina 2000 recibió la siguiente llamada el 27 de abril a las 9:55 horas:

-Buenos días, habla Lucas.

-Hola Lucas, ¿cómo estás?

-Yo te la hago corta: en la terminal internacional acabo de dejar una bomba en una mochila. Es una bomba casera hecha por mí. En el baño. Estoy harta de este Gobierno. ¡Gobierno de mierda!..

-Señora... ¿en qué ubicación, señora?

Lo anterior provocó que se activara de inmediato el protocolo de seguridad del aeropuerto, que se evacuara el inmueble y se registraran los baños del sector de llegadas internacionales con la ayuda del grupo Especial de Control de Explosivos y Armas Especiales, sanidad y bomberos; pero no se encontró absolutamente nada.

Aunque hay versiones que indican que el hombre perdió el vuelo, en realidad no fue así, solo se retrasó, pues fue reprogramado para unas horas más tarde.

Detienen a mujer que lanzó la amenaza de bomba en Argentina

Después de todo el caos que provocó esta falsa alerta de bomba, se pudo saber que se trataba de Lucas V., originaria de la provincia de Santa Fe. Pero las cosas no quedaron ahí, pues la llamada se efectuó desde un teléfono propiedad de un hombre de 31 años identificado como I.K., que habita en la misma localidad.

El pasado 20 de mayo, tras una profunda investigación, se dio con la dirección de la mujer, la cual fue cateada, mientras que el teléfono con el que se realizó la llamada de amenaza, fue asegurado.

Ahora, la pareja ha sido imputada por intimidación pública, delito que podría tener una pena de entre 2 y 6 años de prisión. También se les cargarán los costos del operativo dentro de los cargos judiciales, los cuales ascienden a 200 mil pesos argentinos, es decir, más de 33 mil pesos mexicanos, más allá de lo que determine el juez.

El Universal



1547 Vistas