Cargando



BA.4 y BA.5, las subvariantes escapistas que dominan los contagios por covid-19



Lunes 11 de Julio de 2022 11:29 am

+ -


Los impactos de las cepas de Ómicron siguen y cada secuela es más contagiosa que la anterior.
En el caso de Estados Unidos, unas semanas después de que la subvariante BA.2 de Ómicron se convirtió en la dominante, BA.4 y BA.5 tomaron el relevo en todo el país y ahora aparecen en 70% de los contagios.
Ambas tienen mutaciones similares en sus proteínas de la espícula, que se adhieren a las células humanas.
Algunos científicos calculan que la actual oleada de casos es la segunda mayor de toda la pandemia.
“El linaje ómicron del SARS-CoV-2 sigue evolucionando, produciendo sucesivamente subvariantes que no sólo son más transmisibles, sino también más evasivas a los anticuerpos”, concluyó un estudio publicado en la revista Nature.
“Son los Houdini de covid. Los artistas del escapismo”, dijo Peter Chin-Hong, especialista en enfermedades infecciosas de la Universidad de California en San Francisco.


VIRUS FUERTE
La principal ventaja de las BA parece ser su capacidad para infectar a personas que ya han sido vacunadas, o que ya han tenido covid, o ambas.
Ésta es una gran ventaja para el virus, pues gran parte del mundo ya tiene algún tipo de inmunidad. Las BA.4/5 son significativamente más infecciosas que la BA.2, que a su vez era más contagiosa que Ómicron original.
Algunos pacientes se recontagian sólo dos o tres meses después de haberse contagiado, dijo Stuart Campbell Ray, profesor de medicina en Johns Hopkins Medicine.
SÍNTOMAS
Expertos afirman que las subvariantes presentan síntomas similares a los de Ómicron, como tos, secreción nasal, dolor de garganta, fatiga, dolores de cabeza y musculares.
Ahora, los pacientes son menos propensos a perder el los sentidos del gusto y del olfato, o a experimentar dificultad para respirar, explicó Chin-Hong.


La gente tiende a experimentar síntomas de las vías respiratorias superiores, “desde las cuerdas vocales hasta la punta de la nariz”, dijo Joseph Khabbaza, médico de cuidados pulmonares y críticos de la Clínica Cleveland.
Durante las consultas, Khabbaza ha tratado a pacientes con una gran congestión de senos paranasales y un dolor de garganta tan intenso que pensaban que tenían una faringitis estreptocócica.
Como suele ocurrir con las variantes del coronavirus, no está claro si la BA.4 y la BA.5 son más graves que sus predecesoras, o simplemente más contagiosas.
La respuesta está en la demografía de una población determinada y en la combinación de vacunación e inmunidad.

Agencias



1545 Vistas