Cargando



Vuelo a ras de tierra de Norma Navarrete



Fabiola Amaro

Miércoles 17 de Agosto de 2022 8:54 pm

+ -


Vuelo a ras de tierra de Norma Navarrete

 


Pareciera que el oficio de ser poeta sin poses es la manera más sencilla de volar. Así lo creo, por la forma en que la autora Norma Navarrete nos presenta este poemario.

Desde una voz auténtica y llena de luz se trazan los personajes más pequeños de la naturaleza, en particular los insectos (un grillo, una mosca, una araña), hasta llegar a la vasta complejidad del ser humano.

Tal vez la figura retórica de las alas sea la más recurrida, y el pretexto para despegar en otros asuntos, una táctica para elevarse por encima de lo cotidiano y llegar a la palabra más sublime.

Con uno de los primeros poemas de este libro, ya nos detona el alma de forma contundente y sin miramientos:

 

Despegue

 

Un pájaro se vuelve hombre

sueña que viaja en un tren

con las plumas en la maleta.

 

O en este otro donde reviste al que le han caído las alas en su transformación:

 

Reflejo de alas

 

A cada minuto caen alas.

Pájaros cenicientos desfallecen.

Corazón, la cifra para el amor es una telaraña

dividida por los rayos del sol que la visten al mediodía.

 

Para morir no hace falta un ataúd.

Estar vivos es suficiente, haberlo perdido todo

para desafiar el vacío.

 

Sin nombre definido, ni prisa de volver al polvo,

morimos cada vez que otro nos mata

y nos levantamos con el reflejo de otras alas.

 

El poema que da nombre a este poemario es en sí un tributo a la pluma, el elemento más mínimo del ala:

 

Vuelo a ras de tierra

 

Algún propósito debe tener

El que una pluma comience,

Suave y esponjada,

Unida al cuerpo de la paloma

 

Algún propósito debe tener

el que demuestre su libertad

en el aíre y caiga,

justo en la palma de mi mano.

 

El propósito de hacerse notar es la libertad de volar. Es normal elevarse y caer, desde el sueño de Ícaro hasta el despertar de los ángeles. La poeta nos ofrece esta amplia maquinaria de artefactos, del sueño para hacerlo. Vuelan los pájaros, los ángeles, ¿por qué no hacerlo nosotros también?

La forma delicada, tierna, íntima y a la vez devastadora, de cada poema nos lleva a reflexionar sobre el silencio.

 

En silencio

 

En silencio crece la muerte

con la nariz roja por la ausencia de mar.

En silencio crecen los soles

que inventa el niño

en la escasez de cariño.

 

En silencio las aves

y las abejas

destrozan sus alas.

 

En el silencio abundo yo,

cuando mi corazón se detiene,

a investigar la nada.

 

Y es que la poeta no puede dejar su lado tierno, su lado madre, su lado de maestra, su lado mujer. Habla de niños porque los conoce bien, a eso se dedica, no hay impostaciones, porque ella lo vive en su actividad cotidiana. Y bien lo expresa en este poema:

 

Luna en lugar de tristeza

 

A la noche

le pintó

un árbol

el niño;

le pintó estrellas,

en lugar de manzanas.

Le puso luna

en lugar de tristeza.

 

Ella tiene claras las alas de su infancia, las conserva entrañablemente, porque yo también las tengo, y todos aquellos que convivimos con niños, las sentimos todos los días, las recordamos en las espontaneidades que tienen y conservan por su naturaleza inocente.

 

Himno del otoño

 

La esperanza tiene el vestido desgarrado

y los ojos de púrpura niña.

El mundo es un juguete infantil

que gira en las manos de un adulto irritado.

El amor cumple y cumple años de soledad sin pastel.

 

Vuelo a ras de tierra es un libro fresco, enorme, con la filosofía de alguien que conoce bien las artes, y sabe desentrañar ese universo, esa cosmovisión de la naturaleza y el aspecto humano. Tan lejos del cielo y tan cerca de la tierra, así se mueven todos los seres alados, así se mueve Norma entre estos dos mundos, a través de su bella e inspiradora poesía.

                                                                 

 

*Texto leído por la poeta de San Luis Potosí, Fabiola Amaro, durante la presentación virtual del libro Vuelo a ras de tierra, organizada por la Universidad de Colima, el 10 de junio de 2022.

 

 

Fabiola Amaro



587 Vistas