Cargando



El sol estimula el hambre en los hombres, pero no en las mujeres, dice estudio israelí



Domingo 02 de Octubre de 2022 9:30 pm

+ -


Investigadores de la Universidad de Tel Aviv (TAU) informaron que los rayos solares estimulan la “hormona del hambre” en un fenómeno exclusivamente masculino.
“La exposición solar hace aumentar la ingesta energética y el perfil metabólico en los hombres comparado con las mujeres”, dice el estudio de TAU publicado en la revista científica revisada por pares Nature Metabolism esta semana.
El equipo llevó a cabo un análisis de varios estudios nutricionales sobre la ingesta alimentaria según las estaciones del año durante tres años y sobre unos 3000 sujetos.
Y la primera sorprendente conclusión es que los hombres aumentan su ingesta calórica en unas 300 calorías al día en el verano, mientras que las mujeres no.
LA HORMONA DEL HAMBRE
Durante el experimento los científicos pidieron a hombres y mujeres que se expusieran al sol con camisetas de tirantes y pantalones cortos, ya que la hipótesis de partida es que el efecto de los rayos solares es relativo a la cantidad de piel expuesta.
Descubrieron que la exposición al sol provoca la liberación de la hormona ghrelina en la sangre de los hombres y no así en las mujeres. La hormona ghrelina es conocida como la “hormona del hambre”, porque hace aumentar el apetito, entre otras cosas.
El mismo proceso se detectó en ratones. Los ratones macho producían más ghrelina en su torrente sanguíneo y comían más después de haber sido expuestos a rayos UVB. Las hembras no.
¿A QUÉ SE DEBE?
Los investigadores señalan que las diferentes entre hombres y mujeres pueden tener que ver con cómo la testosterona y el estrógeno interactúan con los rayos UVB, que son dañinos para la piel. Sin embargo, también agregaron que evitar el sol no es saludable.
Otro dato a tener en cuenta para futuros estudios, dijeron los investigadores, es que la ghrelina es antiinflamatoria.
Se sabe que la exposición moderada al sol reduce las enfermedades cardiovasculares y el estudio de TAU indica que es posible que la ghrelina tenga que ver con esto, pero también insiste e que es necesario continuar estudiando el fenómeno.

Agencias



364 Vistas