Cargando



De la feria de Colima



Domingo 30 de Octubre de 2022 7:39 am

+ -


EL más remoto antecedente de esta fiesta colimense lo encontramos en el siglo XVI, está fechado el 2 de noviembre de 1572 y se encuentra en el Archivo Histórico del Municipio de Colima -AHMC- (caja A-15, exp. 8, f. 4 fte.), en donde se cita que “iba por la calle arriba hacia la iglesia de San Francisco una procesión de indios e indias, con hachos encendidos e candelas blancas de cera alumbrando por la calle”. Expresión pública de la práctica católica con motivo de la fiesta religiosa en honor a “Todos Santos”, Omnium Sanctorum.
Ya del siglo XIX hay una disposición dirigida al subdelegado real que en 1812, en plena época del movimiento Insurgente, hecha por el Intendente de Guadalajara de donde dependía el Partido de Colima, misma que dice “se prohíbe instalar el tianguis y toda clase de fuegos (sic), ni otra cualquiera diversión, evitando las danzas y comelitona que han acostumbrado los indios y que solamente haya función de la iglesia con aquella devota obtentación (sic) que permiten las circunstancias de las poblaciones en los días feriados de los santos”.  
En 1826, con el decreto presidencial del 21 de abril, “se concede a Colima una Feria anual que durará 15 días contados del 5 al 20 de marzo con libertad de todos derechos por 10 años”, según caja FSR-4, exp. 4, f. 1 fte., conservado en el AHMC., autorización ajena al periodo original, por lo que fracasó. En el mismo AHMC hay otro dato del siglo XIX que acerca a la conversión del festejo y es el Reglamento y Tarifas del Mercado del 19 de octubre de 1884: “durante la festividad de Todos los Santos se permite la introducción de frutas, dulces labrados, juguetes y demás artículos en la época expresada del 31 de octubre al 2 de noviembre.”
El origen de la fiesta es religioso, su primer organizador fue el clero católico virreinal. Luego del decreto presidencial de 1826, fue el Ayuntamiento de Colima el encargado de organizar a los comerciantes en 1827; de 1934 a 1988, con el cambio del nombre, fue el Gobierno Estatal, al margen del clero católico, el que coordinó y administró el programa ferial, hasta que se creó el Instituto de Fomento de Ferias y Exposiciones del Estado de Colima (Iffecol), como entidad responsable de realizarla. Antes de su degradación a “embajadora”, las reinas de la cultura y la belleza colimense fueron 83, la primera María Luisa I, coronada en 1934, y la última, Marissa I, reina en 2021.
De Todos Santos, Feria de Todos Santos, hasta 1933; Feria Regional Agrícola, Ganadera, Comercial e Industrial, desde 1934 hasta 1983; luego Feco, como se le difundió desde 1984 hasta 1997, cuando recuperó el de Feria de Todos Santos hasta que se “corrigió” y cambió en 2007 por el de Feria de Todos los Santos. Función que se ha suspendido seis veces; la primera, por el terremoto del 12 de abril de 1941; la segunda a causa de la fiebre aftosa en 1947 y en 1948; la cuarta, en 1959, por el ciclón del 27 de octubre; y las dos últimas por la pandemia de Covid-19.
Siempre en vecindad con la cárcel, su primera sede fue la Plaza Real, Plaza Principal o Jardín de La Libertad, desde el siglo XVI y hasta 1911. A partir de 1913, previo acuerdo del 11 de octubre de ese año, funcionó ya reubicada en el jardín general José Silverio Núñez, donde se mantuvo hasta 1957. De 1958 a 1977 se desarrolló entre la calzada Pedro A. Galván y la calle del Trabajo, en la anterior unidad deportiva Gral. Ignacio Zaragoza. Sacada de la mancha urbana, se le reubicó al oriente, en las inmediaciones de la población de La Estancia.
Quienes más han favorecido al festejo en su sitio actual han sido Arturo Noriega Pizano, de 1974 a 1979, que lo reubicó y dotó del primer equipamiento; Griselda Álvarez, de 1979 a 1985, que le amplió zonas de exposición y edificó el Lienzo Charro y Casino de la Feria; Elías Zamora Verduzco, de 1985 a 1991, que construyó la Concha Acústica, el primer Palenque, amplió zonas peatonales y los estacionamientos, y Fernando Moreno Peña, de 1997 a 2003, quien reconstruyó los módulos de exposiciones y el Palenque, amplió estacionamientos con iluminación, creo nuevas vialidades y un programa cultural alterno, además de promoverlo a nivel nacional.

NOÉ GUERRA PIMENTEL



1547 Vistas