Cargando



Tremendo susto en Hawái: científica casi se arroja por error a la boca de un tiburón



Imagen Video

Martes 01 de Noviembre de 2022 7:45 pm

+ -


Ocean Ramsey, una reconocida científica marina, estuvo a punto de terminar en el vientre de un tiburón. Sucedió en Hawái cuando la mujer estaba por saltar de un barco para bucear. En ese instante, el enorme animal ascendió hacia la superficie con su boca abierta, dispuesto a engullirse a la mujer. Afortunadamente, ella se dio cuenta a tiempo y, en medio de la desesperación, logró subir por la escalera de la embarcación y ponerse a salvo, mientras sus patas de rana rozaban a este escualo.

Todo comenzó cuando la científica había divisado a un tiburón interactuando con basura flotante y quiso bajar para salvarlo, pero las cosas no resultaron como esperaba. “Momentos después del video que compartí en mi última publicación, vi a un tiburón golpeando un plástico, así que corrí y este fue mi saludo”, escribió Ramsey en Instagram. La mujer trabaja en One Ocean Diving con sede en Oahu.

Pero a cambio de salvar al tiburón, quien tuvo que ponerse a resguardo fue ella misma. Un compañero filmó el video –que se hizo viral- mientras la científica se preparaba para meterse en el agua antes de que el tiburón, una hembra llamada Reina Nikki, saliera del agua con sus fauces abiertas y pareciera morderle las aletas.

“Siempre me encanta ver su vientre blanco saliendo de las profundidades y en este caso es lo que delató su posición”, explicó la investigadora de 35 años, y así explicó cómo pudo evitar que el animal la hiriera. “En realidad, era más fácil de detectar cuando subía verticalmente en comparación con los demás que ya estaban cerca de la superficie”.

A pesar del encuentro lleno de adrenalina, Ramsey insiste en que la reina Nikki no estaba tratando de atacarla: “No podía ver muy lejos y no creo que ellos tampoco, así que creo que Nikki estaba reaccionando más a mi entrada de ruido inicial y sombra”, aseguró la bióloga, que ha estado nadando con ese tiburón tigre en particular durante tres años.

En otro clip, señaló que lo que parecía ser un intento de morder era en realidad un “salto de espionaje”, por medio del cual los tiburones sacan la cabeza del agua para poder escanear su entorno en mares turbios.

Sin embargo, Ramsey está acostumbrada a los encuentros cercanos con tiburones. La investigadora provocó el asombro mundial por primera vez en 2019 tras ser filmada nadando con Deep Blue, un gran tiburón blanco de siete metros de largo que se cree que es el más grande jamás visto.

Después de aquel increíble evento, dijo que el hecho demostró que los tiburones deben ser protegidos y no temidos. “No hay mucha simpatía por los tiburones debido a la forma en que son retratados en los medios y no tienen la apariencia tierna”, dijo la especialista, que dirige tours de buceo con tiburones sin jaulas. “No puedes odiarlos por ser depredadores. Los necesitamos para ecosistemas marinos saludables”.

El Universal



2126 Vistas