Cargando



Sector Salud, en una de sus peores etapas: Arnoldo Ochoa



Martes 08 de Noviembre de 2022 7:38 am

+ -


El dirigente estatal del PRI, Arnoldo Ochoa González, afirmó que con el gobierno de Morena, el Sector Salud de Colima vive una de sus etapas más críticas y desastrosas.
Mencionó que en el primer año de la presente administración se vivieron graves carencias en los principales centros hospitalarios y otras instalaciones sanitarias, donde no se abastecía ni siquiera material para curación.
El dirigente priista enfatizó que tan profunda era la crisis, que la gobernadora Indira Vizcaíno Silva tuvo que solicitar el auxilio de la Federación, para que a través del programa IMSS-Bienestar se buscara solucionar el problema.
Antes, el dirigente tricolor reconoció el trabajo que realizan todos los trabajadores de la salud, sobre todo en un panorama tan adverso que incluyó la falta de medicinas, material de curación, equipos y otros insumos.
Criticó que a nivel nacional, se eliminó el Seguro Médico Popular, “lo que provocó que de la noche a la mañana millones de mexicanos dejaran de recibir la atención que requerían”.
Añadió que luego se aplicó el Insabi, “una entelequia que en sus 3 años de existencia centralizó la administración, el control y la operación de los hospitales y Centros de Salud en los estados de la República”.
Mencionó que lo anterior desencadenó una crisis en la atención médica, pasando de niveles de 98 por ciento de abastecimiento médico, insumos y medicamentos en el Seguro Popular, a un 30 por ciento con el Insabi.
Puntualizó que en Colima, los hospitales de la capital, Tecomán y Manzanillo y los Centros de Salud, están en pésimas condiciones, no cuentan con material de laboratorio, material de quirófano, medicinas y materiales básicos.
Abundó que por esa situación se suspendieron intervenciones quirúrgicas, “dado que los trabajadores de la salud ni siquiera contaban con guantes, ya no se diga material especializado”.
Recordó que en el Centro de Transfusión Sanguínea de la Secretaría de Salud se tiraron a la basura 50 unidades de sangre, debido a que la falta de equipamiento aceleró su caducidad.
Subrayó que testimonios de quienes laboran en el Hospital Regional Universitario señalan que un día tuvieron que racionar un kilo carne para darle de comer a más de 30 personas.
Arnoldo Ochoa esgrimió que ante la incapacidad del gobierno local, se tuvo que pedir el rescate al Gobierno Federal, a través del programa IMSS Bienestar, mismo que ofrece los servicios de salud a la población sin derechohabiencia.
Lamentó que en el marco de ese programa fue contratada gente sin antigüedad; además de que fueron contratados 57 médicos cubanos que cobran un salario mayor al que perciben los especialistas locales.
El líder priista destacó que en general, el Sector Salud de la entidad pasa por una etapa crítica, “en gran medida por la incapacidad y el nulo perfil de muchos funcionarios”.

Mario Alberto SOLÍS ESPINOSA



868 Vistas