Cargando



Posicionamiento del diputado de MC, Ignacio Vizcaíno Ramírez, sobre el Presupuesto de Egresos del Estado de Colima, para el Ejercicio Fiscal 2023



Foto Internet

Miércoles 30 de Noviembre de 2022 7:59 pm

+ -


Este miércoles 30 de noviembre en Sesión Ordinaria en el Congreso del Estado, se discutió y votó el Presupuesto de Egresos del Estado de Colima para el Ejercicio Fiscal 2023, por lo que el Diputado Local de Movimiento Ciudadano Ignacio Vizcaíno Ramírez, fijó el siguiente posicionamiento:

-Cuando los gobernantes presumen el incremento del gasto social, lo veo más como un fracaso que como un logro, ya que la idea de gobernar bien, es que cada día fuera menos necesario-.

Y es importante atender las necesidades de nuestra población vulnerable a través del gasto público, pero también resulta indispensable que quienes diseñan e implementan la política pública del Estado, contemplen programas y proyectos que detonen las economías locales, y exista una equilibrada distribución de la riqueza, llevando a todos los hogares mejores condiciones, calidad de vida y felicidad.

El Dictamen que nos presenta hoy la Comisión de Presupuesto, tiene un azúcar-amargo que no nos termina de cuadrar el rumbo al cual nos quieren llevar. Es un presupuesto que le sigue apostando al gasto social y a los programas de transferencia directa; sin embargo, es necesario que dicho ejercicio sea apoyado más que por un formato, por una planeación estratégica correctamente ejecutada, desde un diagnóstico con metodologías participativas (como lo son focus groups, entrevistas, foros), que estén basados en índices e indicadores comparativos de tiempo y lugar, así como debidas instrumentaciones, y de algo fundamental para la evolución de  la política pública: la evaluación.

La evaluación ha sido por décadas la forma más práctica y certera de medir nuestro trabajo, ya sea de manera cuantitativa o cualitativa. ¿Y por qué hablo de evaluación? Porque veo en el presente Dictamen del Presupuesto de Egresos 2023, que las evaluaciones oficiales no han sido consideradas en su totalidad a la hora de la asignación de ciertos recursos, por ejemplo:

1.- En materia de Educación, esboza el Dictamen:

“El manejo honesto y eficiente de los recursos de los que dispone el Estado ha permitido, durante este Ejercicio Fiscal que entra ya en su último trimestre, generar programas sociales como el denominado “Colibecas”, que busca contribuir a que ningún estudiante se quede atrás y puedan continuar con sus estudios, sin descuidar los compromisos institucionales que fueron heredados y que han representado una carga financiera importante (…)”.

Celebro los apoyos entregados y por entregar en el programa “Colibecas”, pero nuestra tasa neta de cobertura de educación media superior, según INEGI, es de 46.72%, la más baja del país, y de los Presupuestos de Egresos de 2022 al 2023, hay una reducción del 16% del presupuesto para este rubro. Es decir, que los programas que se ejecutaron, y que se pretenden ejecutar para el 2023, no responden a las evaluaciones que nos describen las verdaderas problemáticas de la educación en nuestro Estado.

2.- En materia de Vivienda:

Colima tiene alrededor de 6 mil casas con piso de tierra y 5 mil que no cuentan con un sanitario, pero el presupuesto destinado para vivienda, ha sido reducido en un 100% para el 2023, en un 47% para abastecimiento de agua y en un 63% para urbanización. La carencia de este tipo de servicios y equipamiento, sin duda, vulnerará directamente el bienestar de las familias colimenses y generará condiciones insalubres para su sano desarrollo.

3.- En materia de Seguridad:

En Colima, no es tema menor la inseguridad que se vive a diario en nuestras calles, pues desde febrero de este año, se ha recrudecido la violencia entre delincuentes, quienes, con sus actos cobardes, han lastimado a inocentes y sembrado miedo dentro de las familias colimenses. Colima hoy, tiene una cifra de 60 homicidios por cada 100 mil habitantes, nos ubicamos en uno de los tres Estados más letales del país; en secuestros somos el lugar número 29; en robo de vehículos ocupamos el lugar número 19 y por delito cometido en Colima, le cuesta a cada contribuyente $3,056.00 pesos; la percepción de seguridad oscila solamente del 26% de la población y el 87% de los delitos, no se denuncian.

Sin embargo, dentro del Dictamen del Presupuesto de 2023, la Comisión propone una reducción del 16% al rubro de Policía y un pobre incremento del 8% en procuración de justicia. De aquí surge mi pregunta, ¿Será suficiente este presupuesto para reducir los índices de inseguridad mencionados?, ¿No se aleja la visión de la Comisión de la realidad?, ¿O tendrán otros datos?

4.- En materia de Medio Ambiente:

Sorprende también la reducción por parte de la Comisión del 64% a la protección ambiental dentro del Dictamen en comento, cuando en manejo sostenible del medio ambiente, ocupamos el lugar número 25 a nivel nacional, donde en la pérdida de superficie cubierta por árboles somos el lugar número 15 y en morbilidad por enfermedades respiratorias el número 26.

5.- En Impartición de Justicia:

Les puedo decir desde mi experiencia, como servidor público del Poder Judicial y como abogado litigante, que la impartición de justicia en Colima, se encuentra en su peor momento, alejada de la prontitud y expedites, carente de personal, capacitación, y mejores remuneraciones.

De acuerdo con los resultados del Censo Nacional de Impartición de Justicia Estatal 2021, Colima es el Estado con menor presupuesto de las 32 entidades federativas.

Con relación a los asuntos ingresados y concluidos (en las diferentes materias Familiar, Civil, Mercantil, Penal, Justicia para Adolescentes) por los órganos jurisdiccionales por entidad federativa para Colima en 2021, ingresaron 16,263 y se concluyeron 5,933; es decir, una tasa de efectividad únicamente del 36%, contra un incremento del 8% propuesto para la impartición de justicia en este dictamen. Vaya que, de aprobarse, seguiremos castigando a la población colimense, alejándola de un acceso pronto, rápido y expedito a la justicia.

Respecto a los organismos autónomos estatales, la Comisión hace un análisis escueto, donde se somete los proyectos de cada uno de ellos a un insuficiente aumento del 3%, respecto del 2022; sin embargo, fue la misma Comisión quienes en reuniones privadas, escuchó sus argumentos y justificaciones, los cuales no se plasman ni se toman en cuenta. Tengo la impresión que sólo les hicieron perder su tiempo, porque, repito, conociendo la situación de cada uno de ellos, y en particular del Instituto Electoral del Estado, este presupuesto de egresos castiga en demasía a nuestras instituciones que garantizan democracia, fiscalización, justicia y procuración a todas y todos los colimenses. Ojalá no estemos en la misma intención que el Gobierno Federal de desgastar la operatividad de estos organismos autónomos para llevar a la polarización la naturaleza de su existencia y desaparecerlos del mapa. Ojalá me equivoque.

Ahora bien, detectamos incrementos interesantes: reclusión y readaptación social, política interior, gubernatura, asuntos jurídicos, prestación de salud a las personas, deporte y recreación y cultura, y nos preguntamos ¿Responden alguna meta dentro del Plan Estatal de Desarrollo? ¿Buscan resolver la problemática de fondo? Porque se ven aumentos desproporcionados a los indicadores oficiales para Colima. ¿O más bien buscan callar bocas críticas y tapar el sol con un dedo?

Definitivamente, podemos concluir compañeras y compañeros Diputados, que estamos frente a un ejercicio técnico, profesional y delicado, donde debemos de deshacernos de corazonadas, perspectivas, juicios de valor y diagnósticos de buró, y dedicarle nuestro mayor esfuerzo junto con los profesionales, los interesados, los ejecutores y los beneficiados, para obtener un Presupuesto de Egresos participativo, basado en resultados y que venga a respaldar a las acciones del Gobierno del Estado que estén encaminadas a resolver los problemas de raíz; y no medidas paliativas que, en el mediano plazo, puedan recrudecer dichas problemáticas.

Hago un llamado ciudadano a los estadistas, financieros, universidades y al público en general, que lean este presupuesto, lo analicen y emitan sus conclusiones. Estoy convencido que, desde una perspectiva de eficiencia del gasto público, se cometerán errores que costarán en el corto plazo.

Compañeras y compañeros Diputados, los números son fríos, exactos y con poco margen de error; no vayamos a cometer una irresponsabilidad, con tal de sacar este Dictamen al cuarto para las tres, porque les aseguro que las y los ciudadanos nos están vigilando para pedirnos cuentas de los rubros que descobijaremos, con tal de dar suficiencia a partidas más electoreras.

Agencias



602 Vistas