Cargando



Empleado de call center se autollamaba para no trabajar; demanda a empresa por despedirlo



Foto Internet

Martes 24 de Enero de 2023 11:00 pm

+ -

Un hombre que trabajaba en un call center se autollamaba para no hacer nada en todo el día y que sus compañeros atendieran a todos los clientes


Con tal de no trabajar, algunas personas son capaces de encontrar muy buenas excusas y hasta métodos un tanto extraños.

Así como un trabajador de un call center en las Islas Canarias, España, quien se puso creativo y encontró la manera de pasar las horas sin realizar ninguna de sus tareas.

Todo comenzó cuando por la pandemia de covid las empresas se vieron obligadas a implementar el home office, por lo que la compañía instaló un sistema para que su personal pudiera responder llamadas de los clientes.

El sistema detecta cuando uno de los operadores está atendiendo una llamada y le pone una etiqueta que dice ‘ocupado’ para que las nuevas llamadas no lleguen a su línea y, de igual manera, no se queden en la fila.

Así como un trabajador de un call center en las Islas Canarias, España, quien se puso creativo y encontró la manera de pasar las horas sin realizar ninguna de sus tareas.

Todo comenzó cuando por la pandemia de covid las empresas se vieron obligadas a implementar el home office, por lo que la compañía instaló un sistema para que su personal pudiera responder llamadas de los clientes.

El sistema detecta cuando uno de los operadores está atendiendo una llamada y le pone una etiqueta que dice ‘ocupado’ para que las nuevas llamadas no lleguen a su línea y, de igual manera, no se queden en la fila. 

De acuerdo al medio español La Vanguardia, el trabajador se autollamaba para estar siempre ‘ocupado’ y de esta forma dejarles todo el trabajo a sus compañeros.

El hombre trabajaba para un call center especializado en soporte informático desde 2019. Pero en octubre del 2020 se dieron cuenta de su técnica y lo despidieron.

"Esta actitud no ha sido un hecho puntual, sino que lleva repitiéndose continuamente mes tras mes, y con distintos intervalos de duración de esas llamadas, por lo que ha manifestado con ello, fraude, deslealtad y abuso de confianza en las gestiones encomendadas”, le escribieron en una carta.

Pese a que lo que hacía era poco profesional y su despido era justificado, el hombre decidió demandar a la empresa.

Sin embargo, dos juzgados de Tenerife han desestimado sus recursos.

Agencias



1067 Vistas