Cargando



Presidente de la Cámara baja de EE.UU. lanza juicio político contra Joe Biden



Foto Internet

Martes 12 de Septiembre de 2023 10:52 am

+ -

Los republicanos acusan a Biden de sacar provecho, mientras se desempeñó como vicepresidente de 2009 a 2017, de las empresas comerciales en el extranjero de su hijo Hunter


El presidente republicano de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Kevin McCarthy, pidió el martes una investigación de juicio político contra el presidente demócrata Joe Biden, una medida que seguramente dividirá aún más a los legisladores mientras luchan por aprobar una legislación para evitar un cierre del gobierno.

Muchos en el partido de McCarthy se enfurecieron cuando la Cámara, entonces controlada por los demócratas, acusó dos veces al presidente republicano Donald Trump, en 2019 y 2021, aunque fue absuelto en ambas ocasiones en el Senado. Algunos legisladores del flanco derecho republicano han dicho que intentarían destituir a McCarthy como líder de la Cámara si no seguía adelante con un intento de juicio político contra Biden.

Biden, que derrotó a Trump en las elecciones de 2020, busca la reelección el próximo año.

“Estoy ordenando a nuestros comités de la Cámara de Representantes que abran una investigación formal de juicio político contra el presidente Joe Biden”, dijo McCarthy a los periodistas. “Iremos a donde nos lleve la evidencia”.

Los republicanos, que ahora controlan estrechamente la Cámara de Representantes, han acusado a Biden de sacar provecho, mientras se desempeñó como vicepresidente de 2009 a 2017, de las empresas comerciales en el extranjero de su hijo Hunter Biden, aunque no han presentado pruebas. McCarthy dijo que los legisladores de varios comités comenzarán a reunir pruebas de una posible mala conducta financiera.

Un exsocio comercial del hijo del mandatario dijo en una audiencia en la Cámara que Hunter Biden vendió la “ilusión” de acceso al poder mientras su padre era vicepresidente, según una transcripción publicada el mes pasado. La Casa Blanca ha dicho que no hay base para una investigación y Biden se ha burlado de los republicanos por un posible juicio político.

Los demócratas han tratado de presentar los discursos republicanos sobre el juicio político como un esfuerzo por distraer la atención pública de los problemas legales de Trump, quien enfrenta cuatro acusaciones penales distintas mientras se postula para la nominación de su partido para enfrentar a Biden en las elecciones estadounidenses de 2024.

Trump ha presionado a los republicanos para que intenten destituir a Biden de su cargo. Varios republicanos de extrema derecha han dicho que no votarán a favor de proyectos de ley de gasto que deben aprobarse a menos que McCarthy dé luz verde a una investigación de juicio político.

La Constitución de Estados Unidos faculta al Congreso para acusar a funcionarios federales, incluido el presidente, de traición, soborno y “otros delitos y faltas graves”. Un presidente puede ser destituido de su cargo si la Cámara aprueba los artículos de juicio político por mayoría simple y el Senado vota por mayoría de dos tercios para condenarlo después de celebrar un juicio.

Es poco probable que cualquier intento de juicio político a Biden tenga éxito. Incluso si la Cámara controlada por los republicanos vota a favor de destituir a Biden -una perspectiva incierta, dado el estrecho margen de votos del partido de 222 a 212-, es casi seguro que fracasaría en el Senado controlado por los demócratas.

Trump es el único presidente de Estados Unidos que ha sido acusado dos veces. Fue absuelto en ambas ocasiones tras juicios en el Senado gracias a los votos de sus compañeros republicanos que impidieron que la cámara lograra la mayoría de dos tercios necesaria para una condena.

En su primer juicio político, la Cámara acusó a Trump en 2019 de abuso de poder y obstrucción del Congreso después de que pidió a Ucrania que investigara a Biden y su hijo por acusaciones de corrupción sin fundamento. En su segundo juicio político, la Cámara lo acusó en 2021 de incitar a una insurrección tras el ataque al Capitolio de Estados Unidos por parte de sus partidarios.

El primer impeachment buscó destituirlo de su cargo. El segundo, con un juicio celebrado después de que dejó el cargo, buscaba descalificar a Trump para volver a ocupar la presidencia. Trump, como lo ha hecho con muchas investigaciones sobre sus acciones, calificó ambos juicios políticos como cacerías de brujas por motivos políticos.

En julio, Biden se burló de los legisladores republicanos que amenazaban con someterlo a juicio político.

“Los republicanos tal vez tengan que encontrar algo más para criticarme ahora que la inflación está bajando. Tal vez decidan acusarme porque está bajando. No lo sé. Me encantaría eso”, dijo Biden en una conferencia hace tiempo.

Agencias



585 Vistas