Cargando



?>

El futuro que nos espera, México está perdiendo cultura alimentaria: investigador



Foto Agencias

Lunes 18 de Septiembre de 2023 9:25 am

+ -


En el marco del ciclo de Charlas en el Museo, El futuro que nos espera, organizado por el Centro Universitario de Gestión Ambiental de la Universidad de Colima, se llevó a cabo en días pasados la conferencia “El futuro de la alimentación. La panza es primero”.

Dicha charla fue dictada por el profesor investigador de la Casa de Estudios colimense, José Manuel Palma García, en el Museo Regional de Historia de Colima.

Durante su disertación, el académico señaló que históricamente se ha dado en México una migración de las zonas rurales a las grandes ciudades desde la década de los 50 del siglo pasado, debido a un modelo desarrollista de los gobiernos en turno.

“A partir de las políticas y gobiernos neoliberales este fenómeno se agudizó, despoblando una gran parte del medio rural; como consecuencia, tenemos un déficit en la producción de alimento y entonces lo que hacemos es importar”.

Citando al político, escritor y filósofo cubano José Martí señaló que “un pueblo que no logra producir su propio alimento es un pueblo esclavo y dependiente de otro país que lo provee de las condiciones de sobrevivencia” y es importante reflexionar sobre el asunto, dijo, “porque nuestra constitución señala que México es un pueblo libre y soberano”.

Sobre el tema alimenticio a nivel global y con datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, dijo que entre 720 y 811 millones de personas en el mundo padecen hambre, mientras que una cantidad de 670 millones de adultos, 120 millones de niños entre 5 y 19 años, así como de 40 millones de niños menores de 5 años tienen sobrepeso y obesidad a nivel global. 

De igual manera, habló de la importancia de cambiar nuestro enfoque hacia la búsqueda de una soberanía alimentaria, “pues tenemos un sistema industrializado que hace que den vuelta los alimentos para llegar hasta las tiendas de autoservicio, mientras que existen otros que podemos tomar con nuestra mano del entorno cotidiano o a través de la elaboración de un huerto en casa.

“En vez de poner árboles que están destruyendo banquetas, pongamos árboles frutales y que la gente venga y se los lleve y los venda o se los coma”.

Por otra parte, el investigador comentó que actualmente existe una pérdida biocultural porque las nuevas generaciones ya no conocen muchas de los frutos o plantas de la región, que de manera centenaria han formado parte de la riqueza gastronómica y alimentaria de nuestros pueblos.

“Hay personas que ya no saben preparar plantas milenarias como el nopal, la verdolaga o el quelite, que antes incluso podíamos cortar de parcelas y no nos costaba. En un país tan rico y basto como México, se está perdiendo la cultura alimentaria”.

Agencias



730 Vistas