Cargando



Pide Martha Zepeda remoción de fiscales al Congreso local



También los denunció penalmente; afirma que se trata de una persecución política en su contra; en todo caso, las faltas que se me atribuyen son administrativas, dice; el Fiscal es servil y recibe inst

Jueves 07 de Diciembre de 2023 7:35 am

+ -


La secretaria del Ayuntamiento de Manzanillo, Martha Zepeda del Toro, solicitó al Congreso del Estado la remoción del fiscal general del Estado, Bryant García Ramírez, así como del fiscal Anticorrupción, Mario Ochoa García.

Lo anterior, debido a lo que la propia Martha Zepeda consideró faltas graves al trabajo de procuración de justicia, al sentenciarla públicamente por el supuesto delito de falsificación de documentos.

De la misma forma, la funcionaria anunció que presentará una denuncia penal en contra de los fiscales, por la falta de objetividad en la aplicación de la justicia, delito contemplado en el Código Penal del Estado.

Ayer por la mañana, Martha Zepeda se presentó en la sede del Poder Legislativo, con el objetivo de solicitar a los diputados locales la remoción de los funcionarios judiciales, a quienes acusó de emprender una persecución política en su contra.

Entrevistada luego de reunirse con legisladores de la Comisión de Hacienda, sentenció que los ataques en su contra no sólo buscan inhabilitarla políticamente, sino también generar una situación de ingobernabilidad en Manzanillo.

Inicialmente refirió que Bryant García y Mario Ochoa, titulares de la FGE y de la Fiscalía Anticorrupción, respectivamente, se han dedicado a perseguirla políticamente, “no tengo ninguna duda de que los procedimientos penales que han iniciado en mi contra son de índole político, porque las investigaciones la hicieron con poca objetividad”, dijo.

La funcionaria municipal destacó que la denuncia penal que ya presentó ante la Fiscalía Estatal es por la violación al artículo 240 de la ley penal, donde se tipifica que es un delito llevar a cabo investigaciones sin objetividad.

Señaló que tanto el Fiscal General como el Anticorrupción están obligados a actuar con objetividad, “pero en mi caso no lo han sido, porque no me han hecho parte de ninguna de las carpetas de investigación”.

Mencionó que, además, en sus declaraciones ante los medios, los funcionarios “han dejado claro su falta de claridad al calumniarme y estar violentando mi presunción de inocencia y declararme culpable ante los medios”.

Zepeda del Toro consideró grave este tipo de hechos, porque los fiscales le están faltando el respeto a la investidura para procurar la justicia con sus declaraciones, “no es debido y menos por lo que esconden detrás que es la persecución política”.

La funcionaria explicó que además de la vinculación de proceso, los elementos de la Fiscalía la están persiguiendo de manera personal, “esto es un atentado en contra de mi libertad y derechos, pero además es un ejercicio abusivo de la función pública, que es una gran responsabilidad”.

Insistió que el Fiscal General debe procurar que haya justicia y seguridad en el estado, pero a cambio se está convirtiendo en el brazo ejecutor y político, “de no sabemos qué intereses”.

Puntualizó que puede parecer un contrasentido presentar una denuncia donde los mismos acusados se tendrán que investigar, pero insistió que hará su labor para que este tema llegue hasta la Fiscalía General de la República, “y se observe el desempeño del caso que estoy denunciando”.

 

SOLICITA AL CONGRESO LOCAL LA REMOCIÓN DE LOS FISCALES

 

Martha Zepeda del Toro acudió ayer al Congreso del Estado, para solicitar a los diputados locales la remoción del cargo del fiscal general Bryant García Ramírez y el fiscal Anticorrupción, Mario Ochoa García.

En el encuentro sólo fue atendida por los diputados del PRI, Héctor Magaña Lara y Lizette Moreno Ceballos; así como del PAN, Patricia Ceballos Polanco y Crispín Guerra Cárdenas.

Indicó que el Poder Legislativo es el responsable de nombrar a los dos fiscales y de revisar el desempeño de cada uno de ellos, “pido a los diputados que tengan conocimiento de la denuncia que les presento y que sirva de elemento a otros que ya tienen, para que pongan sobre la tribuna la remoción de ambos fiscales”.

Zepeda del Toro entregó elementos para que los legisladores soliciten la remoción de los dos funcionarios, “es una valoración que ellos tendrán que hacer, pero es lo que esperaría por los resultados que se tienen en materia de seguridad y de lo evidente que está resultando su actuación en el caso concreto que llevo penalmente”.

Luego, detalló que actualmente está vinculada a un proceso penal por el supuesto delito de falsificación de documentos, “pero es mentira que yo hubiese alterado un documento.

Mencionó que el error en un documento oficial, “que en realidad es lo que sucedió, fue un acto administrativo del que participamos varios servidores y tendría que estar siendo revisado en un sistema distinto, no en el penal”.

Insistió que quieren darle la apariencia de delito, cuando es un tema administrativo. Subrayó que la Fiscalía Anticorrupción pidió 3 meses para la investigación complementaria.

Refirió que por esta vinculación solicitó dos apelaciones ante el Supremo Tribunal de Justicia del Estado, para que los magistrados revisen la actuación del juez, y anunció que también recurrirá al juicio de amparo.

Además, destacó que hoy fue citada, para una posible vinculación de otro proceso que fue iniciado en su contra por un acto administrativo, consistente en una modificación a un reglamento, en 2018.

“No conozco la acusación porque no tengo la carpeta de investigación; no fui llamada, pero ya estoy siendo citada de parte de un juez para que conozca la imputación”, dijo.

Destacó que este nuevo supuesto delito corresponde a un error que contenía un reglamento publicado y corregido a través de una fe de erratas, “si todos los funcionarios que solicitan fe de erratas por un acto administrativo fueran vinculados a proceso, no nos alcanzarían las cárceles”, esgrimió la funcionaria.

Insistió que la naturaleza de las acusaciones en su contra son administrativas y hay un sistema que sanciona este tipo de faltas, si es que las existen, “pero lo que están haciendo es darle la naturaleza de delito para que se sancione con la sanción más contundente de nuestro sistema jurídico, que es la ley penal”.

 

RESPONSABILIZÓ AL FISCAL

 

Responsabilizó al Fiscal General de la persecución política en su contra, “no dudo que tenga instrucciones, porque siempre ha sido un funcionario que yo lo identifico como servil. No tengo ninguna duda de que esté cumpliendo una instrucción”.

Indicó que tiene muy claro quién está dando órdenes para que se actúe en su contra, pero evitó señalar a la gobernadora Indira Vizcaíno Silva, a pesar de que se le cuestionó.

“Tengo muy claro de parte de quién, pero quiero que la gente intuya quién se beneficiaría con que yo esté vinculada a proceso o, incluso, con el hecho de que estuviese cumpliendo una sanción penal”, refirió.

Insistió que se defenderá ante todas las instancias, desde la penal, electoral y en Derechos Humanos, “ante todos ellos estaré presentando las denuncias, porque es un atentado en contra de un proyecto político”.

Manifestó que al interior del Cabildo de Manzanillo hay una crisis, porque al nombrarse un secretario interino, la mayoría de regidores decidió omitir este paso, “para efectos de que no se esté sesionando. Se está buscando es que haya ingobernabilidad y es el bloqueo sistemático”, finalizó.

Mario Alberto SOLÍS ESPINOSA



972 Vistas