Cargando



Padecen sindicalizados mal servicio de salud en el IMSS: Martín Flores



Foto de Manolika Silva

Viernes 02 de Febrero de 2024 7:00 am

+ -

Tienen que acudir al servicio médico privado; señala Martín Flores que no hay materiales ni instalaciones adecuadas; también denuncia que trabajadores han sido víctimas de la delincuencia


Los trabajadores sindicalizados del gobierno estatal también padecen las deficiencias en el servicio que se otorga en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y mediante el esquema IMSS-Bienestar.

Así lo manifestó el secretario general del Sindicato de Trabajadores al Servicio del Gobierno del Estado (STSGE), Martín Flores Castañeda, en entrevista que concedió a Diario de Colima.

De igual forma, lamentó que muchos trabajadores adheridos a esa organización gremial han sido víctimas de la delincuencia, pues ya han padecido robos, extorsión y otros delitos.

En primer término, el líder gremial señaló que la clase trabajadora en Colima padece una importante deficiencia en los servicios médicos, “pues ese modelo del IMSS-Bienestar nadie termina por asimilarlo”.

Precisó que los derechohabientes están padeciendo la falta de equipamiento médico, “se están subrogando algunos servicios del IMSS, pero ni siquiera eso es suficiente, por lo que se debe acudir al servicio médico particular”.

Mencionó que en el IMSS no existe un servicio médico oportuno, “eso es lo que está sucediendo con los trabajadores que están afiliados a nuestro sindicato y se atienden en dicho sector”.

Lamentó que no se cuenta con material de laboratorio, Rayos X y otros materiales necesarios, “mis respetos para el personal, hacen lo humanamente posible, pero las deficiencias son muy grandes y eso provoca una deficiente atención”.

Indicó que las consecuencias serían muy graves si el STSGE no financiara a sus agremiados para que reciban atención médica privada, “existe una gran cantidad de gastos de cirugía, entre otros”.

Agregó que lo mismo sucede con el Instituto Estatal de Cancerología, “donde tampoco cuentan con los insumos necesarios y sobre todo los medicamentos”, mencionó.

Enfatizó que dichas carencias no han podido ser comunicadas al delegado del IMSS, “pues no atiende las llamadas; en tanto que con el responsable del IMSS-Bienestar, Armando de la Mora, ni siquiera sabemos cuál es su función”.

Precisó que el Sindicato de Trabajadores al Servicio del Gobierno del Estado cuenta con 3 mil 400 afiliados al IMSS, “por lo tanto sí impactan las deficiencias”, dijo.

Sentenció que la salud es un derecho constitucionalmente establecido, pero no se cumple, “lamentamos ser testigos de este momento tan difícil, en el que no es confiable el sistema sanitario”.

Agregó que los hospitales y consultorios privados están llenos, “antes eso no sucedía porque la gente tenía confianza en las instituciones públicas y no necesitaba otro tipo de servicio”.

Flores Castañeda recordó que apenas el miércoles, la Comisión Estatal de Derechos Humanos del Estado de Colima denunció la situación en el sector salud, misma que ha costado vidas.

Consideró grave que las autoridades incluso aceptan que no tienen el abasto suficiente, “ellos aceptan que no tienen los medicamentos que le tienen que dar al paciente, eso quedó asentado en las quejas”.

Subrayó que el mal servicio médico tiene un impacto en la economía familiar, “pues hasta se pide prestado para resolver las urgencias de tipo médico y luego viene el problema de tener que pagar con intereses”.

Por todo lo anterior, el líder del STSGE pidió a las autoridades que garanticen la existencia de material hospitalario, equipo e instalaciones en el IMSS, además de que se cuente con abasto de medicamentos, sobre todo especializados.

Esgrimió que los trabajadores pagan sus cuotas, “así que deben ser atendidos con eficacia, pero también exigimos que los trabajadores sean atendidos por el delegado, porque ahora ya existe ningún enlace con la representación sindical”.

En otra parte de la entrevista, Martín Flores consideró que el tema de la inseguridad también es grave, pues los trabajadores han sido víctimas de extorsión, robo e incluso desaparición.

Destacó que ninguna de las denuncias que se han interpuesto ha prosperado con la detención de los responsables o la reparación del daño, “no hay información de nada en la Fiscalía General del Estado”.

Argumentó que Colima tiene el primer lugar en impunidad, pues no hay persecución del delito, “apenas 2 por ciento de todos los delitos concluyen con una sanción”.

Mario Alberto Solís Espinosa



414 Vistas